Inicio Gestión y Liderazgo Guía para construir tu marca personal

Guía para construir tu marca personal

Compartir

Tener una marca personal puede ayudarte a mostrar tu talento a los demás, hacer que lo valoren y dar el salto que necesitas. ¿No lo crees? Revisa esta guía para construir tu marca personal y verás como en 16 pasos podrás crear la reputación ideal para que sean los clientes quienes vengan detrás de ti.

El mercado laboral está llenó de otras personas que pueden hacer lo mismo que nosotros. O al menos así lo ven a primera vista todos los clientes. ¿Por qué deberían llamarnos a nosotros en vez de a nuestra competencia? Porque nosotros somos diferentes y eso es lo que debemos dejar claro.

Te puede interesar: 3 tips para crear una buena estrategia de Personal Branding

Ahí radica la importancia de nuestra Marca Personal, ya que nos da la posibilidad de crearnos un nombre propio y ponerlo al alcance de todos nuestros prospectos. ¿Cómo? Siguiendo los pasos propuestos por esta guía para crear tu marca personal:

1. Conócete bien

Descubre cuáles son tus pasiones, para qué eres bueno y qué te gusta. La idea de emprender es disfrutar lo que haces, así que tu primera tarea es determinar en qué eres bueno y te gusta hacer. Es importante tomar en cuenta las oportunidades que el mercado ofrece, pero no se trata de ser quien no eres solamente por el afán de aprovechar el entorno. Lo que funciona mejor es ser auténtico y original.

2. Ponte una meta

Plantéate qué quieres ser, en qué área te quieres volver experto y dónde te ves en el futuro. Las respuestas a estas preguntas te ayudarán a establecer un objetivo y, a partir de ahí, definir una estrategia que guíe cada una de tus decisiones.

3. Ten tu propio dominio

Si ya tienes claro dónde quieres llegar, es hora de pensar en un dominio propio. Hoy en día ya no es necesario gastar descomunales sumar de dinero para poder comprar un dominio, así que este consejo se convierte en un punto clave para dar a conocer tu nombre. Recuerda: la idea es usar tu nombre y apellido en el dominio, puesto que estos son la marca personal que deseas dejar en los demás.

 4. Crea tarjetas personales

Para algunos puede sonar anticuado, pero las tarjetas personales siguen siendo una herramienta muy útil para darte a conocer y poner en práctica el networking. Actualmente puedes acceder a una infinidad de diseños para tu tarjeta personal, pero procura seguir una linea de identidad gráfica similar a la que manejar en tu página web.

5. ¿Qué ofrecer?

Si ya tienes claro el objetivo y tu identidad, es momento de pensar en el servicio que vas a ofrecer. Toma en cuenta que hay tres ingredientes claves para desarrollar un producto o servicio exitoso: que sea útil, fiable y visible. Para ello es importante que las personas sientan que tu producto les ahorra dinero, les ahorra tiempo y les entrega bienestar.

6. Nutre tu blog

Tu blog es la herramienta más potente para el crecimiento de tu marca personal. Gracias a él podrás demostrar que eres una persona fiable, un profesional que sabe lo que hace y que aporta contenido de valor para los usuarios. No olvides las siguientes claves para que tu blog sea efectivo:

1. Lo mejor es que la URL lleve tu nombre y apellido(s).

2. Escribe contenidos que te lleven a tu meta.

3. Incluye palabras clave en los títulos de tus publicaciones.

4. Escribe post de más de 300 palabras.

5. Incluye enlaces, menciones, cita a tus fuentes.

Este es un trabajo que lleva tiempo y que rinde frutos a largo plazo, pero no desistas y verás cómo con constancia logras crear un espacio que te represente ante todos tus clientes.

7. Cuidate tu imagen en Internet

Más allá de tu presentación ante un cliente, lo que todos harán apenas salgas de su oficina es buscarte en Google. Tu presenta en la red es tu verdadero currículum y habla por ti cuando ya te fuiste, así que pregúntate que dice Google de ti para descubrir qué encontrarán tus clientes.

Te puede interesar: ¿Qué dice Google de ti?

 8. Ten una buena foto

Cuida las fotos que compartes en Internet, tanto en tu perfil y portada de blog como las que compartes en redes sociales. Como ya señalamos en el punto anterior, todo es visible en la red, así que sé muy detallista con la imagen que proyectarás. Hazte una buena fotografía que luzca profesional y con una buena sonrisa de por medio. Lo ideal será usar la misma foto en toda las redes sociales y webs para así lograr que los usuarios te identifiquen rápidamente.

9. Usa los videos

El videos es el formato con mayor crecimiento en Internet, por lo que es una herramienta que puede potenciar tu crecimiento personal. Puedes tomar la información de valor que compartes en tu blog y adaptarla para un pequeño video. Recuerda mantener un lenguaje coloquial y actitud natural que genere confianza entre tus seguidores. También puedes compartir videos de conferencias o seminarios en los que hayas participado como expositor.

10. Usa el mismo nombre de usuario

Al igual que con la foto de perfil, en el caso del nombre lo ideal es usar el mismo en todas las redes sociales, sobretodo en aquellas que potencias la marca personal, como son LinkedIn, Twitter y Google Plus.

11. LinkedIn

Es la red social profesional número 1, así que deberás prestarle mucha atención. A continuación, te damos 5 consejos para trabajar tu marca personal en Linkedin:

1. Escribe una buena descripción en el titular que aparece debajo del nombre. Pon los términos por los que quieres que te encuentren.

2. Es mejor que tu URL esté personalizada.

3. Busca a todos tus contactos en la pestaña superior que dice “Red” y envíales una solicitud. Cuanto más grande sea tu comunidad, más oportunidades profesionales te pueden surgir.

4. Valida las aptitudes de tus contactos para que luego ellos validen las tuyas.

5. Forma parte de al menos 5 grupos que sean afines a tus intereses.

12. Twitter

Twitter es la red social perfecta para compartir el contenido de tu blog y, por tanto, difundir tu Marca Personal. Para humanizar tu marca, te conviene usar un lenguaje cercano y personalizar cada aportación que hagas. Estas son las 5 sugerencias que te damos para que tu cuenta de Twitter sea muy profesional:

1. Que la imagen de fondo contribuya a tu Personal Branding.

2. Escribe una descripción profesional y concisa con palabras clave. Incluye un enlace a tu blog.

3. Sigue a la gente que te interesa profesionalmente: usuarios de tu sector, empresas que te interesen y público objetivo de los servicios que ofreces.

4. Comparte tus contenidos y también los de otros (siempre mencionando la fuente). Que el 70% del material que compartas sea de tu campo laboral. El otro 30% lo puedes dedicar a otros temas que te interesen.

5. Sé activo y sociable: publica entre 5 y 10 tweets al día, responde, retuitea y dale favorito a lo que otros compartan.

13. Google+

Esta red social te puede ayudar a fortalecer tu marca personal gracias al nivel de visibilidad al que te expondrá, por lo que es perfecta para divulgar todo el contenido que vayas generando en tu blog, compartir otros artículos o informaciones relacionadas con tu sector. Además, te damos estos 3 consejos para sacarle el máximo partido a tu marca personal con Google+:

1. Aparte de compartir contenidos de tu sector (tuyo y de otros), comenta y dale a +1 a las publicaciones de otros usuarios.

2. Forma parte de, al menos, 5 comunidades relacionadas con tus objetivos.

3. Dedica 10 minutos al día a mantener actualizada y viva esta red social.

14. Ten en la mira a los posibles clientes

Con tu blog ya listo, las redes sociales orientadas y una presencia en Internet muy cuidada y profesional, es hora de mirar hacia los clientes que te interesan. Revisa sus páginas web o blog, sigue sus redes sociales, fíjate cómo trabajan, cuáles son sus valores y si tienen algún punto débil, y, sobretodo, encuentra en que los puedes ayudar.

15. Observa a los referentes

Así como observas a tus posibles clientes, debes tener en la mira también a los referentes de tu sector, para ver qué están haciendo y cómo. No se trata de copiarlos, pero sí de usarlos como inspiración.

 16. Haz networking

Si bien ya trabajamos la parte online, no puedes dejar de lado tu posicionamiento en el mundo offline. Participa en conferencias sobre temas relacionados a tu profesión y luego aprovecha para escribir en tu blog sobre estos eventos. Luego podrás compartir esta publicación con todos los contactos que hiciste durante el evento, para que te compartan sus opiniones e impresiones.

Te puede interesar: Prepárate para hacer networking en los eventos