Inicio Gestión y Liderazgo Haga de sus reuniones de trabajo un recurso efectivo

Haga de sus reuniones de trabajo un recurso efectivo

Compartir
reunión de trabajo

Siempre es necesario juntarse con los trabajadores para conversar sobre la dinámica y el proceso del trabajo, pero un exceso de reuniones innecesarias podría significar una baja en la productividad.

Todos conocemos la importancia de las reuniones de trabajo, pero no podemos negar que han habido muchas ocasiones en que sentimos que estamos ahí sin fin alguno: nadie sabe exactamente para qué han sido convocados o quienes deberían haber sido convocados, el interés se pierde y el tiempo corre sin que nadie haya logrado nada productivo.

Para evitar que esto suceda en su empresa, le presentamos una serie de recomendaciones a tener en cuenta cuando esté planeando llamar a una reunión de trabajo:

Establezca los motivos

Nada resulta peor que una junta en la que nadie tiene en claro para qué han sido llamados. Una reunión de trabajo no puede surgir de la simple idea “¿Y qué tal si nos reunimos?” Piense siempre en motivos de peso que justifiquen la inversión de su tiempo.

Enfóquese en lo central

Deje en claro desde el inicio el motivo de la reunión, y no permita que las personas divaguen por otros temas o pretendan aprovechar la situación para resolver otros asuntos. La reunión ha sido realizada para tratar ciertos temas en particular, y no se debe alargar su duración para conversar sobre tema que no se tenían previstos y para los que nadie ha llegado preparado.

Seleccione bien a los asistentes

Convoque a la reunión a las personas con competencia en el tema a tratar, no pueden faltar aquellos empleados que son clave para la resolución de los temas, y tampoco debe invitar a personas que son ajenas y tan sólo dejarían de lado horas productivas para estar en un lugar que no es de su interés.

Asuma el mando

El éxito de la reunión depende mucho de su capacidad para mantener todo en orden: no permita que se pierda de vista el objetivo, reconduzca la conversación de ser necesario, lleva la cuenta del tiempo, fomente la creatividad de los asistentes y promueva el respeto entre todos para lograr una reunión productiva y saludable.

¿Ha tenido usted malas experiencias en las reuniones de trabajo? Siga estos consejos y coméntenos cómo le fue en sus juntas laborales a partir de entonces.