Inicio Ideas de Negocios Inicia tu negocio organizando bodas

Inicia tu negocio organizando bodas

Inicia un negocio rentable en la organización de bodas.

Compartir
negocio organizando bodas

Convertirse en un wedding planner, u organizador de bodas, es una rentable idea de negocios que no requiere de un gran capital inicial para la inversión, pues al tratarse de un servicio lo más importante serán tus capacidades de organización y planificación.

Las bodas han sido, y siguen siendo, eventos muy importantes que los novios esperan recordar con alegría y emoción durante toda su vida. Para lograrlo, se necesita de un trabajo constante en búsqueda de cada uno de los detalles que hará de ese día una ocasión más que especial.

Pero no todos los novios tienen el tiempo ni las ganas de invertir tanto tiempo y esfuerzo en encontrar cada cosa que buscan… y mucho menos tienen el conocimiento para saber dónde encontrar todo al mejor precio. Es ahí donde un servicio de planificación de bodas se convierte en imprescindible.

El servicio se encuentra enfocado no solo en ofrecer a los novios lo que ellos buscan, sino especialmente en armar para ellos desde cero la boda de sus sueños. Y es que si bien hay quienes tienen muy claro y desde el inicio qué es lo que quieren y qué están buscando, te encontrarás también con muchas parejas a quienes les sobran ideas, pero les faltan certezas.

Con estas parejas tendrás que dedicar al menos una reunión de dos horas para conocerlos, conocer sus gustos, intereses, personalidades, etc. Todo lo que sea necesario para preparar una propuesta completa de boda, desde la paleta de colores hasta el tipo de buffet que se servirá, desde la locación adecuada hasta el tipo de horario que más disfrutarán ellos.

El primer gasto que tendrás que afrontar será la instalación de una oficina. En unos 40m2 podrás montar un despacho y una sala de recepción donde deberás lucir algunos ejemplos de decoración, paletas de colores, fotografías de eventos, decoraciones, etc.

Recuerda que antes de comenzar a ofrecer tus servicios debes ya haber contactado con los proveedores necesarios: florerías, salones de recepción, imprentas, decoradores, catering, equipos de música, fotógrafos, maquillista, etc. Toma en cuenta que habrá clientes que ya tengan resuelto algunas partes del evento, y recurran a ti quizás en busca tan solo del catering y la fotografía, por lo que debes tener planes y costos diferenciados.

Cuando ya tengas listos todos los contactos y el local, es hora de comenzar a hacer la publicidad para el negocio. Ojo: este es un negocio que no requiere un gran capital inicial, pero que podría no reportar muchas ganancias en los primeros meses. Y es que las bodas suelen planificarse con anticipación, por lo que si cierras tratos en el primer mes, quizás no veas una buena parte de las ganancias hasta el día de la boda. Por ello es importante que prepares un buen plan de negocios donde consideres un “colchón” financiero para los primeros meses, que te permita cubrir gastos de alquiler y demás sin afectar al inicio de tu negocio.