Inicio Gestión y Liderazgo ¿Iniciarás un negocio estacional? Estos son los pros y contras

¿Iniciarás un negocio estacional? Estos son los pros y contras

Compartir
Para que tu negocio estacional sea exitoso debes de conocer cuáles son su pros y contras y así estar preparado. (Foto: Shutterstock)

Cuando nos referimos a un negocio estacional, estamos hablando de aquellos negocios que, según la estación, tienen periodos de mayor actividad comercial.  Por ejemplo, las heladerías son excelentes durante la época de verano, pero no cuando llega el invierno. Del mismo modo, la actividad de una cafetería baja en verano considerablemente.

Por eso, si piensas emprender un negocio estacional, es necesario que sepas cuáles son los pros y contras del mismo; solo así estarás preparado a los cambios bruscos de actividad comercial. Y esto se debe porque la temperatura influye en el estado anímico, y la actitud del comprador hacia el producto, también es diferente.

LEE MÁS8 tácticas infalibles para aumentar tus ventas

VENTAJAS DE EMPRENDER UN NEGOCIO ESTACIONAL

  • Gran actividad temporal. Sigamos con el ejemplo de la heladería, durante los meses de verano, no solo las ventas serán considerables, sino también el trabajo que tendrás tú y tu personal para cubrir la demanda de los consumidores. Es decir, tu negocio irá de maravillas durante este periodo.
  • Tiempo para planificar. Entre las temporadas precisas para el éxito de tu negocio existe un tiempo que es ideal para que puedas trabajar la estrategia que usarás para tu siguiente ‘campaña’. Además, puedes relajarte tras un periodo arduo de trabajo.

DIFICULTADES DE UN NEGOCIO ESTACIONAL

  • Mayor carga de trabajo. La estacionalidad de tu negocio genera que en muy pocos meses se concentre la principal actividad de tu negocio, lo que significa que tendrás una carga de trabajo excesiva.
  • Ventas dependen del tiempo. Sobre todo en Perú, a veces el clima no se presenta como la mayoría lo espera y esto puede afectar definitivamente el inicio, desarrollo y cierre de las actividades de tu negocio.
  • Gastos permanentes pese a ingresos muy variables. A pesar de no le vaya bien a tu negocio en todas las épocas, los gastos por alquiler de local, personal, impuestos, etc., continuarán siendo los mismos.

Sobrevivir en el cambio de estación

Para que tu negocio pueda sobrevivir frente a los cambios estacionales, la mejor solución es la diversificación. Es decir, cambiar tu área de acción que, aunque no resulte tan lucrativas como la principal, puedan soportar tu negocio. En la mayoría de los casos, esa diversificación pasa por actividades emparentadas con la principal.

Por ejemplo, si tienes un negocio de venta de casacas, en la época de verano, bajará considerablemente y una solución sería tratar de producir otro tipo de prendas o buscar nuevos mercados donde sí tengan la necesidad de adquirir este tipo de productos.

LEE MÁS: Venta cruzada: ¿en qué consiste y por qué es tan efectiva?

En el caso de nuestro país, por ejemplo, tenemos regiones con climas muy variados, así que podrías intentar ingresar tus productos a alguna de ellas para que así, no te quedes con mercadería y tu negocio siga su curso sin verse afectado.

Por otro lado, si bien todos los negocios tienen sus temporadas, es decir, hay meses en las que se  vende más que en otras; los negocios estacionales son los que perciben, en mayor medida.