Juguería: rentable negocio para todas las temporadas

Juguería: rentable negocio para todas las temporadas

¿Cómo abrir una juguería?

Compartir

Hay negocios que consiguen su éxito más allá del verano o invierno, sin límites de horarios ni de creatividad. Montar una juguería es una de estas rentables oportunidades.

Ya sea por falta de tiempo para sentarse a comer un almuerzo completo, o porque se encuentran en busca de un delicioso descanso, las personas consumen jugos y refrescos a cualquier hora del día: como parte del desayuno, a la hora del almuerzo, o como parte de una deliciosa cena. Por eso, montar una juguería puede convertirse en la perfecta oportunidad para tu primera empresa.

Lo primero será pensar en el local. El tamaño de este dependerá de la demanda, la capacidad de inversión inicial y el número de mesas que desees colocar. Puedes empezar desde un pequeño local con una barra y tres a cuatro mesas, o quizás apostar por un espacio más grande, con 40m2. Lo importante será ubicarlo en el lugar correcto, de preferencia en una zona céntrica, rodeada de oficinas, negocio y centros de estudios.

Una vez determinado el tamaño y ubicación del local, es momento de pasar a pensar en los equipos necesarios. Tendrás que adquirir un congelador que te permita mantener frescas las frutas, una caja registradora para llevar ordenadamente las cuentas, alrededor de tres licuadoras, mesas y sillas, además de los utensilios de cocina y vajilla.

En cuanto al personal, necesitarás al menos dos personas que se encargarán de preparar los jugos, además puedes empezar con un mozo, y no puedes olvidar tener una persona a cargo de caja. Aprovecha los uniformes de tus trabajadores para hacer marketing con la imagen de tu empresa, vistiéndolos con colores propios de tu empresa, luciendo el logotipo y nombre en las prendas, etc.

Aparte de la venta de jugos, debes acompañar la oferta con la venta de sándwiches de pollo, triples, mixtos, entre otros, ya sea con pan blanco o integral. Como complemento también puedes ofrecer empanadas, postres, ensalada de frutas, etc. No olvides que para atraer la atención de los clientes debes ofrecer siempre los jugos clásicos, pero también innovar con nuevos sabores y combinaciones.

Además, es importante que sepas adaptarte a cada estación del año. En primer lugar porque hay muchas frutas de temporada, por lo que solo podrás disponer de estas en determinados meses del año. Por otro lado, durante invierno debes ofrecer a los clientes la posibilidad de optar por jugos temperados, un poco más tibios, mientras que en invierno probablemente el fuerte de la demanda pase por los jugos helados.

Es recomendable que realices promociones para atraer mayor número de clientes. Puedes crear combos, como por ejemplo un sandwich más un jugo, una empanada más un jugo, un postre más un jugo, un sandwich más postre y jugo, etc., puede realizar todas las combinaciones que desees, este es un buen sistema de venta para atraer más consumidores.

Trabaja siempre en innovar y ten confianza y dedicación. Recuerda que cuanto más te esfuerces en mejorar la calidad de tus productos, menos competencia tendrás y te será más fácil hacerte de una clientela fija.

Comentarios