Inicio Emprender con exito La Tarumba, un exitoso emprendimiento peruano de puro arte

La Tarumba, un exitoso emprendimiento peruano de puro arte

Compartir
La Tarumba es un emprendimiento peruano de éxito. (Foto: La Tarumba)

Este es un emprendimiento particular. El circo La Tarumba está llena de arte, talento y gran espectáculo desde que inició, allá por los años 1984. Desde allí, el emprendimiento iniciado por un grupo de jóvenes, liderado por Fernando Zevallos, ha crecido de tal forma que hoy se ha convertido en un negocio rentable.

Los inicios

Durante los primeros años, La Tarumba no era un circo propiamente dicho y mucho menos lo que es hoy en día. Al comienzo, los artistas emprendedores recorrían las calles de Lima llevando espectáculo, además de talleres de arte en las zonas menos favorecidas de la ciudad. Así, mientras pasaba el tiempo, iban perfilando y consolidando su propuesta artística.

LEE MÁS: El 40% de peruanos planea emprender en los próximos tres años

De la misma forma, iban siendo reconocidos no solo a nivel nacional sino también internacional ya que realizaban giras en Latinoamérica y Europa. Es así como el 1992 adquieren e implementan una casa- teatro-escuela, que actualmente es su sede central.

Los creadores de La Tarumba desde siempre comprendieron que si no hay esfuerzo y trabajo, no hay sueños; es así que el viejo sueño de la carpa propia se concretó en el 2003.

“Para nuestra primera carpa invertimos US$ 400 mil. Fue una suma importante y más cuando se trata de un emprendimiento cultural”, recuerda Estela Paredes, cofundadora de la compañía.

El desarrollo

Es en el 2012 que importaron dos carpas italianas de mayor capacidad y tecnología de punta. Con ellas se llevaba espectáculos y talleres para el público limeño y de otras regiones del país. Además, es en este año que la capacidad de gestión de La Tarumba requirió un mayor esfuerzo.

LEE MÁS: 5 formas de mejorar la gestión del capital humano en tu empresa

“Hubo momentos en los que pusimos todo y si no resultaba esa temporada, lo perdíamos todo. Esa era la única manera de hacerlo. La Tarumba inició con un capital muy rico, pero era solo capital humano”, cuenta Paredes quien ahora dice con seguridad que el circo es un negocio rentable.

Y es que todo lo que ha obtenido La Tarumba ha sido posible gracias al talento y esfuerzo del equipo de trabajo que integra el circo peruano, que ya es reconocido dentro de los que existen en el mundo. En este tipo de emprendimiento, explica Paredes, el consumidor es cada vez más exigente, ya que primero comenzó a demandar no solo un buen espectáculo, sino un mejor servicio.

Sin lugar a dudas, La Tarumba es un caso de emprendimiento que ha logrado el éxito en el sector del verdadero espectáculo y arte. Si tú quieres emprender un negocio relacionado, o similar, lo que tienes que hacer es ponerle pasión, trabajar mucho y manejar una buena gestión. ¡Adelante!