Inicio Mejora tus finanzas Las 4 reglas de oro para no endeudarse en exceso

Las 4 reglas de oro para no endeudarse en exceso

Compartir
Maneja dos tarjetas como mucho para que . evites endeudarte. (Foto: Shutterstock)

Terminas con una deuda, adquieres otra, te endeudas nuevamente para pagarla, estás más endeudado y a fin de mes, la mayor parte de los ingresos que recibes van al pago de ellas. Este círculo es común en las finanzas no solo de personas, sino también de empresas.

A la larga, si este círculo continúa se puede llegar al sobreendeudamiento; es decir, a un estado financiero que se caracteriza porque tus ingresos son insuficientes para cumplir con las diferentes deudas que contrajiste.

LEE MÁS: ¿Tienes deudas? Solicita tu reporte de Infocorp GRATUITO

En ese sentido, Enrique Vitar Fajre, especialista internacional y Capacitador de Kobsa (empresa dedicada a la Gestión Integral de Cobranzas) dice que evitar el sobreendeudamiento es una responsabilidad social que involucra tanto a las empresas como a las personas naturales. Ante esta situación brindó cuatro consejos de oro para que evites endeudarte en exceso.

  1. Tener pocas tarjetas. Lo ideal sería manejar dos como mucho, para que las líneas de crédito estén en relación al ingreso y las cuotas que vayan a pagarse sean equilibradas.
  1. Consumir y pagar. Incluso, muchas entidades brindan la posibilidad de comprar y pagar en una cuota sin intereses.
  1. Calendarizar los gastos y pagos del mes. Tener una adecuada organización permitirá al usuario una mayor claridad y direccionamiento de sus flujos de ingreso para cancelar las deudas de forma rápida y ordenada.
  1. Tener autorregulación. Si no es necesaria la compra a plazos, es mejor no endeudarse innecesariamente.

LEE MÁS: SBS: 3 nuevas formas de pago de deudas en tus tarjetas de crédito

Siguiendo estas valiosas reglas evitarás endeudarte en exceso y así cuidarás el bienestar de tus finanzas. Además, el especialista resalta que “todas las personas saben cuánto van a gastar. El dilema es que gastan en otras cosas que no son realmente necesarias o urgentes, y no priorizan sus gastos como debe de ser”.