Inicio Estilo de vida Llegar tarde al trabajo puede ser lo mejor para todos ¿Por qué?

Llegar tarde al trabajo puede ser lo mejor para todos ¿Por qué?

Compartir
El horario laboral no concuerda con el reloj cronológico de empleados. (Foto: Shutterstock)

¿Alguna vez te has preguntado por qué puedes estudiar o hacer ciertas tareas en la noche y no en la mañana, o viceversa? Seguro más de una vez. La respuesta a esta interrogante se centra en el reloj biológico de cada uno de nosotros.

Un informe publicado en la web de BBC Mundo, explica por qué sucede que hay ciertas horas en las que somos más productivos que en otras. Asimismo, se destaca que los horarios laborales, en su mayoría no concuerdan con nuestro patrón de sueño.

Y es que según el estudio de la Universidad de Washington, que tiene como autor a Christopher Barnes, señala que dormir es un recurso natural.

¿Tu horario de trabajo en consonancia con tu patrón de sueño?

Barnes dice que cuando el horario de trabajo está en consonancia con los patrones de sueño de los empleados, “estos son más productivos, están más concentrados y, en general, están más saludables”.

Por el contrario, si esta situación no ocurre, los trabajadores tienen falta de sueño. Y esto no es conveniente para las empresas porque es probable que se cometan errores y afecten la productividad.

LEE MÁS: Productividad laboral: ¿Por qué la ciencia recomienda tomar una siesta en el trabajo?

¿El ser productivo depende solo de obedecer a tu patrón de sueño?

No. Till Roenneberg, profesor de cronobiología de la Universidad Ludwing-Maximilian (Alemania), señala que la productividad no solo se basa por el número de horas que dormimos, sino que también depende del ritmo cardiaco.

Este reloj varía según cada persona. Como lo horarios de trabajo no concuerdan con los relojes biológicos de empleados, se genera un desequilibrio. Por esto, muchas personas llegan a padecer, lo que Roenneberg llama “Jet lag social; es decir, “sus cuerpos siempre están en la zona horaria equivocada”

LEE MÁS: ¿Menos horas de trabajo nos hacen más productivos?

Pero, ¿Cuál es la hora ideal?

Para Paul Kelley, del Instituto del Sueño y Neurociencia Circadiana de la Universidad de Oxford, la hora ideal para ponernos a trabajar es a las 10 a.m. En ese sentido, indica que “no es racional iniciar la jornada laboral a las 8 a.m.

Estas investigaciones tienen como objetivo flexibilizar los horarios de trabajo según el patrón de sueño de los trabajadores de las empresas. Si esto se logra, asegura, habrá una mejor productividad y la salud de los empleados no se verá afectada.