Inicio Mejora tus finanzas ¿Llegas con las justas a la quincena? Claves para no gastar mucho

¿Llegas con las justas a la quincena? Claves para no gastar mucho

Compartir
Para que no llegues a las justas a la quincena debes evitar cometer ciertos errores. (Foto: Shutterstock)

Para muchas personas es un problema llegar a la quincena porque no les alcanza los ingresos que perciben a fin de mes. Esto por lo general se debe porque malgastan su dinero a causa de malos hábitos de consumo y hasta incluso llegan a endeudarse.

Que llegues con las justas a la quincena es un reflejo de que estás haciendo mal uso de tus finanzas personales. Y estar siempre en esta misma situación es para todo emprendedor un gran problema que genera ansiedad y a la larga, estrés.

LEE MÁS: ¿Quieres ahorrar dinero? Conviértete en un consumidor inteligente

Por eso, para ayudarte a no gastar mucho, a continuación te decimos cuáles son los errores más comunes en tus finanzas para que así dejes de llegar con las justas a la quincena y además puedas ahorrar. ¡Atento!

  • Gastos excesivos independientes de tus necesidades. Algunas personas llevan un nivel económico de vida que aún no les corresponde. Compran, por ejemplo, relojes carísimos. Con el dinero que usaron para comprarlo, bien podrían haber ahorrado para no llegar a la quincena de mes con las justas.
  • Realizar compras sin condiciones. La forma más segura de comprar artículos es ahorrar dinero y adquirirlos cuando fuera realmente necesario. Es decir, tienes que dejar de adquirir artículos solo porque están de moda.
  • Evita los gastos impulsivos. Si eres un adicto a las compras, tienes que controlarte y eliminar este hábito. Tus finanzas personales no tiene por qué pagar cuando te sientes ansioso, aburrido o estresado. Es mejor que cuando vayas a realizar compras, antes armes un plan de lo que necesitas.

LEE MÁS: Finanzas personales: ¿Ahorrar o invertir, qué hacer con tu dinero?

  • Nunca investigas cuáles serán los gastos adicionales tras una compra. Tienes que anticiparte a los gastos extras que se generan al adquirir un producto. Por ejemplo, si quieres comprar un auto, primero debes de calcular cuánto es que necesitarás para los trámites de circulación, mantenimiento, etc.
  • Te dejas llevar por las promociones. ¿Cuántas veces te fuiste corriendo a centros comerciales para ‘aprovechar’ una gran oferta? Muchas, ¿verdad? Este es un error común, en donde influyen tus emociones. Por eso tienes que esforzarte en aprender a comprar inteligentemente.

La clave para que tus ingresos te alcancen durante el mes y dejes de estar preocupado, es determinar qué es lo que necesitas y también lo que no necesitas. Esta lista te ayudará a priorizar tus gastos y ser más ordenado con tus finanzas personales.