Inicio Gestión y Liderazgo Mafalda, imperdibles lecciones para jóvenes emprendedores

Mafalda, imperdibles lecciones para jóvenes emprendedores

Compartir
A través del humor gráfico de Mafalda podemos tomar lecciones importantes. (Foto: Shutterstock)

Uno de los más entrañables personajes en todo el mundo es Mafalda. Esa niña curiosa que a través de su visión crítica de lo cotidiano ha hecho reflexionar a muchas personas acerca de lo que ocurre en el mundo. Mafalda es además la creación más famosa de Quino, el humorista gráfico argentino que buscó despertar a la sociedad con su famosa tira cómica.

LEE MÁS: 10 Lecciones de El Principito que debes aplicar en tu empresa

Es así como Mafalda, a través de su humor gráfico, brinda valiosos mensajes. Además de ello, Mafalda da imperdibles lecciones de negocios para jóvenes emprendedores que, gracias a entreprenuer.com, te las decimos a continuación:

  1. “Resulta que si uno no se apura a cambiar el mundo, después es el mundo el que lo cambia a uno”

Mafalda era reconocida por su valentía y sus ganas de cambiar el mundo. Lo mismo ocurre con un emprendedor. Un joven que inicia un negocio sale de su zona de confort y afronta los riesgos al comenzar a cumplir sus sueños. Además contribuye con su sociedad porque las actividades empresariales es el motor económico en un país.

2. “¿Pensaron alguna vez que si no fuera por todos, nadie sería nada?”

Esta es una lección que hace referencia a la importancia del trabajo en equipo. El éxito de un negocio se debe al trabajo conjunto de un grupo de personas y como emprendedor sabio te toca reconocerlo.

3. “Como siempre: lo urgente no deja tiempo para lo importante”

Para un emprendedor es importante aprender a priorizar los asuntos verdaderamente relevantes de los que no lo son. A pesar de que algunos asuntos son urgentes, no dejes de lado los más importantes.

4. “Apenas uno pone los pies en la tierra, se acaba la diversión”

Si a pesar de que tu negocio lleve poco tiempo en el mercado y, sin embargo, ya tiene un marcado éxito, no te emociones. Lo mejor es que no gastes por gastar tu dinero en esta etapa de bonanza económica. Has un alto y piensa en qué podrías invertirlo.

5. “Y si en vez de planear tanto voláramos un poco más alto?”

Emprender requiere de planeación hasta cierto límite. Hay quienes planean todo el tiempo, pero no hay cuando se atrevan, de una vez por todas, a iniciar un negocio. Si dejas tus miedos de lado y empiezas de una vez te darás cuenta que solo tú puedes poner los límites de hasta donde llegarás.

6. “Comienza tu día con una sonrisa y verás lo divertido que es ir por ahí desentonando con todo el mundo”

Es completamente cierto que la actitud lo cambia todo. Como emprendedor, ten en claro que el éxito de un negocio depende en gran medida de buenas relaciones personales. Recuerda que hay quienes podrían resultar beneficiosas para tu negocio

7. “¿No será acaso que esta vida moderna está teniendo más de moderna que de vida?”

Sí, cuando inicias un negocio tienes que dedicarle el tiempo y el trabajo que requiere para que logre desarrollarse en este mundo competitivo, pero no eres una máquina. Necesitas descansar, divertirte y no descuidar tu vida personal. Date tiempo para salir con tus amigos, hacer deporte y practiques esos hobbies que tanto te gustan.