Inicio Como vender mas Marketing de guerrilla para las pymes

Marketing de guerrilla para las pymes

Compartir

El marketing no es sólo para las grandes empresas. Descubre cómo puedes poner en práctica tu propia estrategia de marketing de guerrilla para pymes.

La publicidad y el marketing son estrategias que deben basarse en la imaginación, la innovación y la creatividad. ¿Y qué mejor momento para ponernos creativos que cuando no tenemos suficiente presupuesto para grandes anuncios, spots televisivos, etc?

Para eso está el marketing de guerrilla, para crear acciones que causen impacto en los clientes debido a su originalidad y el valor añadido que ofrecen para nuestra pyme.

Una de las principales características del marketing de guerrilla de estas épocas es que suele estar muy ligado al mundo digital. Y es que en el mundo actual es casi un pecado no sacar provecho de todas las herramientas y ventajas que nos ofrecen Internet y las redes sociales. Por ello, incluso si tienes planeada una acción de marketing que alcance directamente a sus clientes, lo mejor es complementarla con una campaña digital.

Sigue esta guía para mejorar tus precios y aumentar tus ventas.

Además, no hay casi nada tan atractivo como las ofertas. Estas permiten potenciar la imagen y la marca, además de incrementar las ventas de tu producto o servicio. Así que no olvides acompañar tus campañas publicitarias y de marketing con buenas ofertas en tu empresa.

Un claro ejemplo de cómo el marketing de guerrilla puede resultar un efectivo recurso para las pymes es el caso de la empresa española Carita Bonita.

La tienda de ropa independiente “Carita Bonita” abrió su primer local en el 2008. El problema era la ubicación: si bien estaban encantados con la estructura y las posibilidades que el espacio ofrecía, este se encontraba en un pasaje de poco tránsito comercial.

Entonces, ¿qué hicieron para atraer a los clientes? Empezaron con las ideas más clásicas: camisetas con el diseño de la tienda, stickers, volantes, etc. Pero sentían que no era suficiente. Así que tomaron un auto clásico y lo pintaron de color rosado con el logotipo de Carita Bonita. ¿Para qué? Pues para estacionarlo en la entrada del pasaje donde se ubicaba la tienda.

Desde el momento en que comenzaron a realizar esta acción, la tienda comenzó a llenarse de gente. Incluso se formaban colas para fotografiarse junto al auto, y las personas subían las fotos a sus cuentas en redes sociales. Y así, Carita Bonita comenzó a hacer realidad su imagen de marca a la vez que incrementaba sus ventas.

Así que el marketing de guerrilla se trata principalmente de ser capaz de estudiar a tu público objetivo para dar con aquella pequeña idea que puede convertirse en un éxito publicitario.

Y si ya te animaste a poner en práctica el marketing de guerrilla en tu empresa, te dejamos los siguientes consejos:

  • Piensa “fuera de la caja”, sácale el juego a tu creatividad y nútrete de diversas fuentes
  • Apunta 100% a tu público objetivo
  • Enfócate en la psicología humana, no en las características de tu producto