Inicio Gestión y Liderazgo Maximiza la batería de tu teléfono

Maximiza la batería de tu teléfono

Compartir

Además de las características de tu celular, hay cosas que puedes hacer para que la batería dure más; las aplicaciones, la temperatura, el segundo plano y otros factores influyen en su duración.

Todos hemos vivido ese momento de pánico en el que no tenemos a mano un enchufe y nuestro teléfono celular está a punto de quedarse sin batería. Y conocemos ese amargo momento de darnos cuenta que nuestra batería solo dura la mitad que hace un año.

Pero, ¿cuánto de esto es culpa nuestra, y cuánto es culpa del dispositivo? ¿Qué se puede hacer al respecto? Maximiza la batería de tu teléfono tomando esto en consideración:

¿Recargar o no recargar? En otros tiempos las baterías recargables funcionaban mejor cuando eran cargadas por completo, y luego se descargaban enteras. Pero con los años, los materiales han cambiado, y también las reglas.

Las baterías de litio de hoy funcionan mejor cuando se mantienen perpetuamente entre el 20% y el 80% de carga. Y aunque esto ayudará a maximizar la capacidad de la batería con el tiempo, no supone una diferencia tan grande que deba preocuparnos en demasía.

¿Borraste un archivo por error? No todo está perdido; sigue estos consejos.

Aunque muchos problemas con las baterías pueden ser remediados con procesadores que ahorran energía, el hardware en sí no siempre es el problema. En cambio, la duración de la batería de un teléfono está más relacionada con las aplicaciones instaladas.

Las apps de mensajería, en particular, consumen rápida y silenciosamente la batería, incluso cuando no las estés usando. Ellas están constantemente revisando con un servidor central si hay nuevos mensajes, lo que mantiene al dispositivo activo durante un periodo más largo de tiempo. Y si esas aplicaciones no están bien optimizadas (como Facebook Messenger), la batería expirará muy rápido.

Cuando se trata de la durabilidad de una batería, el calor es el gran asesino. Si tu dispositivo se calienta constantemente, puedes esperar que la potencia se agote más rápido. En el caso de los teléfonos móviles y las tablets, no hay mucho que puedas hacer al respecto si descubres problemas de calentamiento después de comprarlos, pero por lo menos tienes una idea de lo que está causando esos veloces consumos de energía.

Para mantenerla en un buen estado por más tiempo, carga el teléfono con frecuencia, pero no te obsesiones con eso. La capacidad de tu batería disminuirá sin importar lo que hagas. Pero de vez en cuando deja que se agote del todo para que el teléfono te pueda indicar con precisión la cantidad de vida que le queda.

Configura el brillo tan bajo como puedas, pues las pantallas consumen tanta batería como la radio celular. Si tu teléfono permite que las aplicaciones funcionen en segundo plano, incluso si están cerradas, deshabilita esta función en toda aplicación que no sea vital.

Y si estás en un apuro, desactiva cualquier función inalámbrica que no necesites, cierra cualquier aplicación innecesaria y reduce el brillo de la pantalla al mínimo. Puede que solo ganes un par de minutos, pero acaso sean un par de minutos muy necesarios.

Fuente: CNN Expansión