Inicio Gestión y Liderazgo ¿Menos horas de trabajo nos hacen más productivos?

¿Menos horas de trabajo nos hacen más productivos?

Compartir

Últimamente la reducción de jornada laboral ha sido noticia gracias a una iniciativa laboral de Gotemburgo, Suecia. Este verano, la ciudad adoptó un modelo de jornada de seis horas diarias durante un año, en el cual, solo algunos empleados trabajan menos que otros, recibiendo el mismo salario. El objetivo de dicha iniciativa, es que los dos grupos de empleados alcancen los mismos objetivos, pero de una manera más eficiente.

Existen varias propuestas, el número 1 de Forbes, el empresario mexicano Carlos Slim ha sugerido una semana laboral de tres días, con duración de 11 horas diarias, que según su planteamiento, serían mucho más productivas, dejando así el resto de días para incrementar la calidad de vida de los empleados.

Son ideas distintas, pero que persiguen un mismo objetivo, el reducir el horario de oficina, mejorar la productividad de las empresas y la calidad de vida de los trabajadores.

Los resultados son contradictorios. El año pasado, una investigación realizada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), publicada en la revista The Economist, concluyó que cuanto más trabajaban las personas, más disminuía la productividad.

Por otra parte, un estudio realizado en Corea del Sur por la revista Journal of Happiness Studies, encontró que la reducción de 44 a 40 horas semanales realizada en 2004, no trajo una mejora en la satisfacción de los empleados, al contrario, se encontraban más estresados porque tenían la misma cantidad  e intensidad de trabajo acumulada en menos horas; por lo que no había una mayor productividad.

Algunos especialistas han afirmado que el poder adoptar un modelo de menos horas de trabajo tiene que ver con el sector de la empresa e incluso con la madurez de ciertos países. Sin embargo, en un mundo globalizado como en el que vivimos, donde la automatización y las nuevas tecnologías nos ayudan a ser más productivos, ¿Por qué hemos pasado a un modelo completamente distinto donde las jornadas laborales son más extensas?

El éxito de disminuir las jornadas laborales tiene más que ver con el tipo de trabajo realizado, con la carga de trabajo y con la supervisión de los procesos.  En lugar de pensar en menos horas de trabajo, las empresas deben de fomentar la flexibilidad de horarios. Las empresas deberían instaurar una cultura donde el horario de oficina pueda ser adaptado para satisfacer las diversas necesidades del empleado y de los clientes y así lograr que las jornadas sean más productivas, garantizando de esta manera,  la satisfacción laboral.

Fuente: Cooperativa