Motiva a tu equipo: ¿qué no debes decirles a tus empleados?

Motiva a tu equipo: ¿qué no debes decirles a tus empleados?

Compartir
El trato que les das a tus empleados revela qué tan buen líder eres. (Foto: Shutterstock)

¿Cuando llegas a la empresa, los empleados que están a tu cargo muestran temor hacia ti? Sí es así, las cosas no están yendo bien.

LEE MÁS: Aprende a ganarte la confianza de tus empleados 

La principal causa de este comportamiento son las palabras  que les dices como jefe a tus empleados o qué les exiges que hagan.

Por eso, aquí te ayudamos a conocer cuáles son las frases que nunca debes usar con tus empleados. Si como jefe los tratas mal o tienes dotes de superioridad, presta atención para que cambies de actitud. Si no lo haces, provocarás que haya una baja productividad, que el personal migre a laborar a otra empresa y lo peor de todo, no retener el talento.

LEE MÁS: 6 pasos para motivar a tus empleados

Según la web de soyentrepreneur.com, éstas son 8 de las  frases que nunca debes usar con tus empleados.

  1. “¿Acaso no haces nada bien?”

Por nada del mundo la utilices, así tu empleado haya cometido un error tras otro.

Antes de dirigirte a él, tómate tu tiempo para calmarte. Luego indaga sobre causas del     error. Cuando las sepas, motívalo a proponer soluciones.

  1. “Que sea la última vez, que …”

Esta es una frase amenazante que, en vez de generar que se alcancen los objetivos,         genera miedo al empleado, ya que hace referencia a su posible despido.

  1. “Tienes suerte de trabajar aquí. En otros lados…”

Si realmente tu empleado tiene la suerte de trabajar contigo, no es la forma correcta         de que se lo digas. Además, no te compares con otras empresas; ten en cuenta que         cada compañía tiene una cultura empresarial distinta. Esmérate por hacer que la tuya       sea buena, así serás atractivo para las personas que buscan empleo.

  1. “No es mi problema”

Ante cualquier situación que se le presente a  tu empleado, sé empático con él y trata       de entenderlo. Por otro lado, analiza bien si realmente no es tu problema: puede ser         que haya falta de un recurso, por ejemplo.

  1. “Para eso te pago”

Recuerda que tú no eres superior a tus empleados. Si quieres que ellos siempre te           respeten, nunca debes enrostrarles los sueldos que reciben ni tampoco tu posición             como jefe.

  1. “Tenemos que recortar gastos”

No digas esta frase si tu empresa no está pasando por una situación difícil. No busques     reducir el salario de tus empleados solo para que tengas una mayor rentabilidad.

  1. “Así se han hecho siempre las cosas”

Es el dicho del jefe obsoleto y nada innovador. Si un empleado te propone una idea,         escúchalo y prueba la idea. Ten en cuenta que el crecimiento de una empresa se debe     en gran parte a la innovación.

    8. “No lo entregues hasta que lo hagas bien”

Lo peor de todo es que esta frase muchas veces es acompañada de papeles golpeados       sobre la mesa o tirados al tacho de basura. En vez de hacer esto, impulsa con buen         liderazgo, que la entrega del trabajo sea correcta.

Comentarios