Inicio Ideas de Negocios Inicia un negocio con mucho ritmo: abre una escuela de música

Inicia un negocio con mucho ritmo: abre una escuela de música

Compartir
escuela de música negocio

Este giro de negocio te permite trabajar desde casa o en un local particular y podrías comenzar trabajando solo los fines de semana y expandir el negocio con clases para niños durante las vacaciones de verano.

Desde pequeños curiosos hasta adultos entusiastas, el mercado musical abarca un gran público objetivo dispuesto a iniciarse en este mundo. Si tocas uno o varios instrumentos puedes dar inicio a un negocio de formación musical. En este negocio tienes dos modalidades para iniciar: ofreciendo clases a domicilio o abriendo tu propio local.

Si decides empezar desde tu casa, recuerda que si bien es cierto que ahorrarás en el alquiler de un local, sí será necesario adaptar un espacio adecuado como salón de clases, para poder atender de forma profesional a los clientes, contando ahí con los instrumentos y el material adecuado para las clases.

En ambos casos es importante que encuentres a un grupo de personas con tus mismos intereses y con dominio de diferentes instrumentos musicales dispuestos a asociarse contigo, para así contar con una oferta variada y completa que abarque instrumentos como guitarra acústica y eléctrica, bajo, batería, piano, saxofón, chelo, violín, entre otros. No olvides contar también con clases de canto y solfeo.

¿Te gusta la fotografía? Empieza a ofrecer tus servicios como freelance. Te contamos cómo.

Además, no olvides ofrecer servicios complementarios como servicio de balance y afinación de equipos, venta de instrumentos, libros, discos y accesorios. Lo más importante es brindar un servicio integral a los clientes.

Si bien es cierto que gran parte del mercado para este tipo de negocio está compuesto por niños y adolescentes, no dejes de considerar que son cada vez más los adultos que se muestran interesados por aprender a tocar algún instrumento. Analiza con cuidado la frecuencia y horarios más adecuados para tu público objetivo, en especial si planeas trabajar desde un local.

No olvides que si bien se trata de un giro de negocio que funciona durante todo el año, la temporada alta se desarrolla durante las vacaciones de verano. Durante este periodo, tanto niños como adultos, cuentan con mayor disponibilidad para tomar clases incluso más de una vez a la semana. Durante el resto del año presente ofertas especiales para que los niños puedan inscribirse junto a un grupo de amigos o para que padres e hijos puedan estudiar juntos.

Para encantar a tus clientes, organiza conciertos gratuitos en los que se puedan presentar tus alumnos, de esta manera estarás creando un valor agregado a tu servicio y aprovecharás para hacer publicidad a tu negocio.