Inicio Ideas de Negocios Negocio rentable: Estudio de decoración de interiores

Negocio rentable: Estudio de decoración de interiores

Compartir

Además de los muebles y de los complementos que visten nuestro entorno, existen otros elementos que requieren un estudio especial para conseguir ambientes confortables. Convierte tu buen gusto en un rentable negocio montando tu propio estudio de decoración de interiores.

El atractivo de una vivienda, de un local comercial o de una oficina no reside exclusivamente en sus motivos decorativos. La iluminación, la calefacción, el acondicionamiento acústico, la distribución de los espacios o la ubicación del mobiliario son aspectos que muchas veces se escapan de nuestras manos, pero que son imprescindibles para dotar a la vivienda de un confort adecuado para su uso.

Con el fin de evitar estos inconvenientes, son cada vez más las personas que prefieren recurrir a especialistas en arquitectura de interiores para que convierta sus espacios más cercanos en lugares mágicos. La arquitectura de interiores es una profesión que está de moda y que ofrece unas perspectivas muy interesantes. En el terreno empresarial, se impone como una necesidad para lograr el éxito, y en el ámbito del hogar se va introduciendo poco a poco para solucionar problemas como el ahorro energético, la seguridad personal y la estética.

La arquitectura de interiores requiere una formación muy específica. En el Perú existen centros que imparten la especialidad de arquitectura de interiores con título reconocido por el Ministerio de Educación. Pero, si no gozas de estudios y te fascina este mundo, puedes conseguir como socio a un arquitecto de interiores e ir aprendiendo de su trabajo.

Inicia un negocio con ritmo: abre una escuela de música

No necesitará de una gran inversión para empezar. En un primer momento, puedes habilitar un espacio en tu casa, antes de comprar o pagar el alquiler de una oficina o local. Tendrás que disponer de un capital inicial para acondicionar tu lugar de trabajo. Las herramientas básicas serán un teléfono, un fax, una mesa de trabajo y una computadora acorde a tus necesidades.

Es imprescindible que cuentes con programas informáticos de arquitectura y diseño para agilizar la labor. Una vez que estés instalado, tendrás que enfrentarte a la dura tarea de buscar clientes. Aunque tu primer diseño sea el cuarto de baño de tu familia, es fundamental que le dedique el máximo esfuerzo.

La publicidad de boca a boca es la que cuenta con más éxito en esta profesión. Además, no olvide que las páginas amarillas resultan un medio muy económico para conseguir a los primeros clientes.

Piensa que los servicios se centrarán en la creación y diseños de proyectos, pero en la mayoría de los casos el cliente te pedirá que te ocupes de la obra. Es decir, entre tus tareas estarán desde la solicitud de licencias hasta la supervisión de los trabajos del resto de profesionales que participen en el proyecto. Así, tendrás que contactar con todo tipo de profesionales (fontaneros, electricistas, carpinteros, etc.) y con proveedores que te suministren los materiales de obra.

Lo importante para hacerse un hueco en el mercado es que el trabajo final impacte al cliente, resolviendo todo con originalidad y creatividad. Trabajando con esmero y cuidando a tus clientes, en poco tiempo te llegarán proyectos muy importantes.

Fuente. IPM