Inicio Gestión y Liderazgo ¿Nuevo en el trabajo? 5 cosas que jamás debes hacer

¿Nuevo en el trabajo? 5 cosas que jamás debes hacer

Consejos para tener éxito en tu nuevo trabajo.

Compartir
nuevo en el trabajo

A veces, la emoción de un trabajo nuevo nos puede nublar el juicio, y podríamos cometer errores que nos parecer obvios… pero que terminamos cometiendo.

Son cada vez más las empresas que elaboran programas de bienvenida para sus nuevos colaboradores, conviene recordar que toda empresa, sea grande o pequeña, tiene reglas y normas que rigen el comportamiento de sus empleados, para preservar y mantener una imagen corporativa profesional. Aquí te describimos algunos errores que no debes cometer al incorporarte a una empresa porque podrían llevarte a perder el trabajo.

1) Ser impuntual

La puntualidad es un rasgo de personalidad que denota carácter, orden y eficacia; por el contrario, la impuntualidad refleja poca organización, irresponsabilidad y pereza. Procura llegar por lo menos diez minutos antes de la hora fijada: levántate más temprano o pídele a un familiar que te exija abandonar la cama a una determinada hora.  Una vez que termine la jornada de trabajo no seas el primero en irte, sobre todo si llegaste tarde. Queda a tu criterio fijar el tiempo que permanecerás en la oficina según la carga de trabajo que tengas en ese momento.

2) Abusar del internet y del teléfono

Puedes estar jugándote el puesto si pierdes el tiempo navegando en Internet para revisar tus cuentas de correo electrónico y redes sociales o enviar mensajes con contenidos inapropiados u ofensivos. Esto vale también para las llamadas telefónicas, tanto las que haces como las que recibes. Limita el tiempo que dedicas a tus llamadas y asuntos personales. Es poco profesional estar hablando en todo momento por teléfono o enviando mensajes de texto.

3) Vestirte de modo inapropiado

Como eres nuevo, serás el centro de atención de tus compañeros en cuanto a tu apariencia. Para lograr una buena impresión opta por la sobriedad y no te arriesgues con tenidas extravagantes que solo conseguirán avergonzarte ante los demás. Aunque no lo creas, las apariencias sí importan en el ambiente laboral.

4) Aceptar proyectos sin hacer preguntas

Es lógico que quieras hacer méritos en tu nuevo trabajo, pero eso no significa que aceptes proyectos sin saber de qué se trata. Hacerte cargo de un asunto que desconoces o en el que no tienes ninguna experiencia solo te llevará a cometer errores. Adáptate a los horarios dentro de los límites razonables. Si te muestras disponible fuera del horario laboral o todo el día a través del correo electrónico se esperará que esa disponibilidad sea permanente.

5) No pedir ayuda

Despeja todas tus dudas y formula todas las preguntas que requieras para desempeñar correctamente tus tareas. Es preferible solicitar apoyo antes de cometer una equivocación que pueda costarle caro a la compañía y por consiguiente afectar tu puesto.

Fuente: Aptitus