¡Ojo, Pyme! Ley de IGV justo ya fue aprobada por el...

¡Ojo, Pyme! Ley de IGV justo ya fue aprobada por el Congreso

Compartir
Empresas tendrán 90 días de prórroga para pagar IGV. (Foto: Andina)

El Congreso acaba de aprobar la Ley de IGV justo, ley que consiste en que las empresas con ventas anuales de hasta 1.700 UIT (más 6.7 millones de soles al año), accedan a una prórroga del pago de este impuesto por tres meses.

Si bien esta propuesta legislativa surgió, según se dijo, para beneficiar a las mypes- se calcula que existen 1.33 millones en promedio en Perú- , la normativa aprobada también favorece a empresas cuya facturación supera los 2.6 millones de soles.

¿Qué considera la ley?

  • Contempla que el pago del IGV sea diferido para las ventas al crédito y para las canceladas al contado; y es que actualmente, sobre todo las mypes, venden a grandes empresas y éstas, por lo general, pagan con varios meses de posterioridad.
  • La postergación de pago de IGV no genera intereses moratorios ni multas.

Las posibles implicancias

Alfredo Thorne, ministro de Economía y Finanzas, advirtió que la propuesta sobre el Impuesto General a las Ventas (IGV) justo, costaría cerca de 1,000 millones de soles a la caja fiscal.

En esa misma línea, el economista Pablo Secada indicó que  “Se desvirtúa el objetivo primordial de un ‘IGV justo’ y se beneficia también a las empresas seis veces más grandes de las que facturan solo 300 UIT. Este nuevo dictamen aprobado por la Comisión de Economía podría costar cerca de 1,200 millones de soles al fisco”.

También resaltó que la norma considera beneficiar no solo a empresas que facturen 300 UIT, sino también a las que facturen 1,700 UIT al año. “Lo que han hecho en el Congreso es incluir a 41,000 contribuyentes que venden 2.6 millones de soles al año y ahí el costo fiscal podría dispararse”, advirtió.

Por otro lado, el presidente de Pymeadex, Arón Prado, y Wilson Farfán, presidente del Comité de la Pequeña Industria de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), considera que el proyecto de ley, de ser finalmente aprobado, alentaría la formalización.

Y es que, según comenta Prado, la demora en el pago les genera liquidez a las micro y pequeñas empresas, por lo que no tienen recursos para cumplir con sus obligaciones tributarias y esto les ocasiona problemas con el fisco y las obliga a no declarar parte de sus ventas.

Comentarios