Inicio Gestión y Liderazgo ¿Pensando en renunciar al trabajo? Toma en cuenta estos consejos

¿Pensando en renunciar al trabajo? Toma en cuenta estos consejos

Compartir

Si estás pensando renunciar al trabajo, quizás para dar el gran paso y emprender tu propio negocio, o porque has encontrado ofertas de trabajo más atractivas, revisa antes estos puntos para que te asegures de llevar a cabo una renuncia madura.

Piénsalo bien

Antes de hacerlo, analiza bien las razones que te han llevado a tomar esta decisión. Si has decidido renunciar a causa de una discusión o un conflicto, entonces mejor no tomes ninguna decisión con la cabeza caliente. Deja que las cosas se calmen un poco y reflexiona bien, o podrías terminar arrepentido.

Sé discreto y honesto

Si ya decidiste que es momento de dejar tu trabajo, entonces evita que comiencen a correr chismes y rumores. Antes de contárselo a tus compañeros, asegúrate de informarlo a tu jefe, de esta manera él se enterará por ti mismo. Además, es importante que les hagas saber cuál es la razón de tu renuncia, así podrías mantener una puerta abierta o la disposición para una recomendación.

Conviértete en un profesional atractivo para las empresas siguiendo estos tips.

No te crees enemistades innecesarias

Quizás no tuviste la mejor relación con todos, pero es importante siempre agradecer a cada una de las personas con las que compartiste en el trabajo. No sabes cuándo podrías necesitar el apoyo o la ayuda de cualquiera de ellos.

No dejes nada pendiente

¿Quieres ser recordado como una persona irresponsable? Mejor deja terminadas todas las tareas en las que venías trabajando, y así saldrás de la empresa con las mismas buenas referencias con las que entraste. Incluso, trata de dejar las cosas listas para la persona que asumirá tu puesto, junto a una lista de contactos e información de interés. Además, comunica previamente a los clientes o proveedores sobre el cambio y la nueva persona que se hará cargo.

Conserva el control

Si el ambiente laboral de tu trabajo no fue el mejor, o tus superiores no solían tratar bien a los trabajadores, ten cuidado con lo que podrías decir al dejar este trabajo. Evita hablar mal de la empresa, no importa que ya no pertenezcas a ella. Si alguien pregunta por qué has decidido cambiar de trabajo, bastará con señalar que tienes nuevas metas profesionales.