Inicio Gestión y Liderazgo ¿Pensando en tener como socio a tu pareja? Antes lee esto

¿Pensando en tener como socio a tu pareja? Antes lee esto

Compartir
Antes de iniciar un negocio con tu pareja conversen sobre los pros y contras. (Shutterstock)

Cuando uno está enamorado o enamorada, piensa que su pareja es el compañero (a) ideal que le ha dado la vida. Incluso lo mismo se puede pensar al momento de emprender y cuando se busca al socio perfecto con el fin de que el negocio tenga más posibilidades de éxito. Pero, ¿qué tan cierta puede ser esta idea?

LEE MÁS5 claves para encontrar al socio perfecto

Hay parejas que emprenden un negocio. A algunas les va bien y a otras no tanto. Por eso  hay quienes no quieren vincular sus relaciones personales con los negocios. Los motivos pueden ser muchos. Por eso, lo mejor es que si estás pensando en tener como socio a tu media naranja, antes conversen y analicen cuáles son los pros y contras de trabajar juntos.

Para ayudarte en tu decisión de tener o no, como socio a tu pareja, a continuación te diremos cuáles son las ventajas y desventajas.

Ventajas

  • Pasarán más tiempo, juntos. No solo estará en tu vida personal, sino también en la laboral. A veces, el trabajo absorbe tanto nuestro tiempo que dejamos de dedicárselo a la pareja.
  • Ambos se motivarán. La motivación en un emprendedor es fundamental y, ¿quién mejor que tu pareja para que te aliente a cumplir un sueño que es compartido por ambos?
  • Empatía y confianza. Ambos valoran la importancia que tiene el proyecto y lucharán por un objetivo en común, lo que implica más unión entre ambos. Lo mismo ocurrirá si la empresa pasa por momentos difíciles, tu pareja entenderá como te sientes, mejor que cualquier otro socio.
  • Patrimonio en común. Ambos aportarán su dinero para la inversión del negocio; por tanto les pertenece a los dos y lo que obtengan de utilidades también.
  • Delegas funciones con seguridad. Conoces las cualidades y habilidades de tu pareja, por lo que podrás delegar funciones con mayor confianza y seguridad.

LEE MÁSAprende a negociar exitosamente con tus socios

Desventajas

  • Mezclar hasta el extremo lo personal con los negocios podría generar a tu relación graves problemas. La línea es muy delgada, así que tienen que tener mucho cuidado de no cruzarla.
  • Cuando ocurran errores en la empresa, es probable que por la confianza que se tienen ambos, se haga saber del error con menos tino que se lo dirían a un socio cualquiera. Incluso podrían culparse mutuamente y esto sería muy negativo para la relación.
  • Si antes compartías con tu pareja hobbies, intereses y otros temas de conversación, cuando la tengas como socio, existe el riesgo de que sus diálogos giren en torno a los negocios. Y es constante, la relación puede desgastarse.
  • Si tu relación se rompe por “X” motivos, tendrás que convivir en el trabajo, día a día, con tu pareja. Para algunos esta situación es bastante complicada.