Inicio Ideas de Negocios Personal Trainer, el ejercicio como idea de negocio

Personal Trainer, el ejercicio como idea de negocio

Compartir
Tanto hombres como mujeres pueden iniciar un negocio de personal trainer. (Foto: Shutterstock)

En todo el mundo hay una tendencia que cada vez va en alza. Se trata del cuidado del bienestar de la salud y la mejora de la imagen personal. La demanda en nuestro país, por ejemplo, es notorio al solo darnos cuenta de cuántos gimnasios se crearon en cada distrito de Lima en tan solo el último año.

Es decir, gracias a la demanda de gente que busca entrenar, se han generado nuevas oportunidades de negocio. Una de ellas es la de personal trainer o llamado también entrenador personal. En este artículo te diremos todo lo que necesitas saber para emprender este rentable y entretenido negocio.

LEE MÁSBajar de peso y adelgazar, rentable servicio que no tiene pierde

¿Quiénes pueden ser un personal trainer?

En realidad puede ser cualquiera que se lo proponga, pero sí es necesario tener gusto por el deporte, además de contar con conocimientos de entrenamiento  y nutrición. Las personas que se dedican a este negocio son en sí coach de la salud y del físico.

¿En qué consiste ser un personal trainer?

Se trata de entrenar a personas según cuáles sean sus objetivos. Habrá quienes deseen bajar su índice de grasa corporal, ganar masa corporal, bajar de peso, aumentar su resistencia, etc. De acuerdo a ello, el personal trainer, que puede ser hombre o mujer, elabora un programa personal para cada uno de sus clientes.

¿A quiénes va dirigido tu negocio?

Como en todo negocio, depende de cuál sea tu público objetivo. Y es que no será lo mismo entrenar a adolescentes que a personas adultas. Los primeros están en una etapa de crecimiento y lo más seguro es que no puedan levantar mucho peso para que no se atrofie su altura.

¿Cómo promocionar tu negocio?

Utiliza las redes sociales, sobre todo Facebook, Instagram y Snapchat porque podrás subir videos mostrando parte de tus clases de entrenamiento. Así los demás verán cuál es la calidad de tu servicio y querrán contactarse contigo lo más pronto posible.

En lo que se refiere a la ubicación de tu negocio, bien podrías alquilar un pequeño local o brindar tu servicio de entrenamiento a domicilio. En este caso, el negocio es más rentable ya que no serás tú quién compre los objetos- como pesas- para trabajar.