Inicio Mejora tus finanzas ¿Por qué es importante llevar la contabilidad dentro de la Pyme?

¿Por qué es importante llevar la contabilidad dentro de la Pyme?

Compartir
finanzas contabilidad pymes

La contabilidad es un reflejo del estado financiero de la empresa, que nos ayudará a proyectar mejor el crecimiento del negocio y los ajustes que sea necesario realizar. ¿Sabes qué debes conocer para llevar una contabilidad dentro de la pyme?

Para saber cuánto podemos invertir, si ha llegado el momento de contratar más personal o si acaso es hora de reducir un poco algunos gastos, es de vital importancia que llevemos adecuadamente la contabilidad de la empresa. La mejor decisión es dejar que la contabilidad quede a cargo de un profesional, pero ello no significa que nosotros mismo no podamos monitorear también la situación.

Lo primero que habrá que dejar en claro es la manera en que se llevará la contabilidad de la empresa. Hay quienes aún optan por usar cuadernos y archivos físicos, mientras otros han cambiado de método y han elegido almacenar los archivos digitalmente.

¿A punto de quebrar? Salva a tu empresa con estos 6 consejos de finanzas para pymes. 

El primer caso sigue siendo una opción válida para muchas empresas, pero tendrás que estar seguro que cuentas con una persona comprometida a mantener los documentos organizados meticulosamente, para así evitar confusiones o pérdida de la información.

En cuanto a aquellos que han elegido almacenar la información de manera digital, es cierto que gracias a programas como Excel y los archivos digitales nos ahorramos una gran cantidad de espacio en cuanto al almacenamiento de la información, pero tenemos que tomar en cuenta que ante una falla tecnológica podríamos ver comprometida toda nuestra información.

Tomada la decisión sobre la manera en que se manejará la información, es importante que también tomes en cuenta los siguientes puntos para llevar una contabilidad óptima dentro de tu empresa:

  • Es importante conocer los ingresos diarios, y para ello se debe llevar un control de todas las ventas del día.
  • También se debe llevar la cuenta de todos los gastos, como compras a proveedores, rentas y consumo de servicios.
  • Realizar un balance, corto pero relevante, al final de cada día. Así cómo generar flujos de caja, al final de cada mes para evitar problemas posteriores de liquidez.

Otros detalles importantes son los stocks e inventarios de productos. Para ello, es necesario registrar las cantidades compradas de cada producto y contrastarlas con las unidades que se van vendiendo a lo largo del mes. De modo que al final de cada periodo, se pueden proyectar las unidades que requieren ser compradas, optimizando así los inventarios y ahorrando costos de almacenamiento.