Inicio Como vender mas ¿Por qué es importante un estudio de mercado?

¿Por qué es importante un estudio de mercado?

Compartir
estudio de mercado

Todos iniciamos una nueva empresa con el deseo de que esta sea exitosa. Pero hay quienes, guiados por la emoción, deciden embarcarse en tan arriesgada misión sin antes buscar toda la información necesaria. Y es que, mucho antes de lanzar un nuevo producto o servicio, es necesario conocer el mercado al que nos enfrentamos: quiénes son nuestros posibles clientes, qué es lo que buscan y necesitan, o si lo que vamos a ofrecerles realmente cubre con sus expectativas; todas esas son preguntas que debemos plantearnos al realizar un estudio de mercado.

Un estudio de mercado es como un mapa: nos da una idea realista de qué tipo de productos o servicios nuevos están buscando las personas, guiándonos hacia aquellos sectores con mayor demanda. Además, en el caso de una empresa ya existente, un estudio de mercado es capaz de decirnos si nuestros clientes sienten satisfechos sus deseos y expectativas.

Hay que remarcar que no se hace un estudio de mercado pidiendo la opinión a unos cuantos conocidos o simplemente observando de lejos a la competencia. Lo mejor es siempre dejar en manos de profesionales la realización de un estudio de mercado, ellos tienen método específicos para la preparación de las preguntas y la selección del muestro, además que podrán ofrecernos un certero análisis de los resultados. Pero también podemos realizar nuestra propia investigación, siempre y cuando se haga de la forma correcta.

En primer lugar, debe definir el objetivo del estudio, saber qué busca obtener, para qué le va a servir dicha información. Dependiendo del objetivo podrá decidir qué tipo de preguntas realizara en las encuestas o entrevistas.

Conoce las 5 características que definen al consumidor moderno

Una vez decidido, debe proceder a buscar información comercial sobre el giro de negocio que busca emprender, informes y estadísticas sobre cuantas otras empresas de ese rubro existen, en qué sectores están ubicados, entre otros.

Ya con esta información en mano, puede dar paso a las encuestas, ya que estas representan un acercamiento a los potenciales clientes (o a los clientes actuales, en caso su empresa ya esté en funcionamiento). Prepare preguntas claras y precisas que permitan reconocer quienes son o podrían ser parte de su público objetivo.

Ahora que ya conoce a sus potenciales clientes, es importante conocer a la competencia, aquellas empresas que ofrecen lo mismo que usted espera ofrecer. Su atención no debe estar centrada sólo en los precios de la competencia, sino en aquellos nichos que ellos están dejando desatendidos. ¿Qué podría ofrecer usted que su competencia aún no tiene? Es en el valor agregado de su oferta donde podría encontrar la fuerza de su nuevo negocio.

Por último, ya con todos los datos en mano, debe aprovechar esta información para analizar la ubicación y precios que dará a su producto. No necesariamente debe ser el menos costoso si sabe que su público objetivo está dispuesto a pagar por algo que aún no considera haber encontrado.