Inicio Gestión y Liderazgo Precauciones para proteger tu negocio contra ladrones de ideas

Precauciones para proteger tu negocio contra ladrones de ideas

Compartir
No es malo que cuentes tu idea de negocio, pero debes evaluar a quién y cómo . (Foto: Shutterstock)

Cuando se tiene una idea de negocio muchos emprendedores se enfrentan a una serie de dudas, de que si es viable o no, si llama la atención, si verdaderamente cubre una necesidad en el mercado, etc. Estas son, por lo general, las razones por las que cuentan su proyecto, sin evaluar si le dicen a las personas correctas y de una forma conveniente.

Frente a esta situación tan común en todas las personas que tienen una idea de negocio en mente, a continuación te decimos qué precauciones debes tomar para proteger tu proyecto contra los ladrones de ideas.

LEE MÁS: Test: ¿tienes una idea de negocio, pero no sabes si es viable? Descúbrelo aquí

  1. Acude a inversores profesionales

Si tu intención de contar tu idea de negocio es conseguir inversionistas, entonces acude a inversores de confianza como las sociedades de capital riesgo, bancos, entidades de crédito o similares. Ellos tienen una política de mantener una postura ética y no la rompen para preservar su prestigio.

  1. Guarda la información principal

Cuando te reúnas con inversores o algún cliente potencial, solo cuéntales la idea general de tu negocio. Es decir, diles qué quieres hacer, qué necesidades cubres y con qué equipo cuentas. Así veas que están muy interesados, intenta ocultar la información que te pueda diferenciar de tus competidores.

  1. Trata de ser el primero

Ten en cuenta que los plazos en que ejecutes tu proyecto son muy importantes. Y es que cuando más lejana esté la fase de desarrollo de tu negocio, más fácil será que te copien.

  1. Registra tus innovaciones

Ten en cuenta que si tu idea de negocio es un proyecto tecnológico es crucial que lo patentes o registres. Al hacerlo, también tendrás que decidir si comercializarás tú mismo la patente o si la vas a licenciar.

  1. Apóyate con un contrato de confidencialidad

El contrato de confidencialidad debe estar compuesto de consideraciones, clausulas, partes, definiciones, excepciones, sanciones y plazos. El problema de llevar a cabo este tipo de  contrato es que es difícil demostrar su incumplimiento y  que los inversores no se quieran comprometer en firmarlos.

LEE MÁS: ¿Cómo tener una idea de negocio innovadora?

Sea cuál sea el motivo por el que decidas contar tu idea de negocio, lo más recomendable es que no cuentes cuál es la columna vertebral de tu proyecto. Solo así podrás asegurarte contra los ladrones de ideas de negocio.