Inicio Gestión y Liderazgo ¿Puede una persona tímida ser un emprendedor exitoso?

¿Puede una persona tímida ser un emprendedor exitoso?

Compartir

El estereotipo del emprendedor es una persona desenvuelta que sabe hablar en todo tipo de situaciones, pero ¿acaso una persona tímida no puede desarrollarse en el mundo de los negocios y convertirse en un emprendedor exitoso? 

Las personas introvertidas tienen una gran ventaja al momento de emprender: al no estar preocupadas por destacar, se enfocan totalmente en sus metas. Si tú eres inteovertido, aprende a trabajar con tu personalidad.

Al ser un emprendedor, forzosamente tendrás que comunicarte con las personas. Por mucho que te ponga nervioso, en algún momento hablarás frente a un grupo de personas. Busca hacer que las situaciones se vuelvan lo más cómodas para ti. Quizá el preparar un guión pueda ayudarte.

Del fracaso al éxito: 5 historias exitosas de emprendedores

No hay nadie que te conozca mejor que tú mismo, sabes cuáles son tus defectos y tus virtudes para sacar el mayor provecho y poder destacar. Una virtud de las personas introvertidas es que saben escuchar y que pueden interiorizar más fácilmente. Aportan ideas más concretas y no se quedan en la superficie de las situaciones. Un introvertido es un mejor estratega.

Aunque tengas la mejor estrategia del mundo y aunque ames tu soledad, tienes que reconocer que ningún emprendedor puede construir su imperio solo. Necesitas salir un poco de tu zona de comfort para hablar con inversionistas u socios, para convencerlos deberás esforzarte un poco y abrir tus parámetros de comunicación.

Los introvertidos son buenos con los detalles, la creación y el manejo de situaciones, sólo no son buenos con las personas. ¿Por qué no dejas que la tecnología y sus medios hablen por ti? Usa al máximo las redes sociales, sólo recuerda que no puedes omitir la interacción persona a persona para siempre.

Fuente: BixTec