Inicio Como vender mas ¿Qué es el Growth Hacking?

¿Qué es el Growth Hacking?

Compartir

Nace una nueva tendencia en el marketing, enfocada principalmente en proyectos emprendedores con bajos recursos pero muchas ganas de crecer: Growht Hacking.

El growth hacking se define como una combinación de analítica, creatividad y curiosidad que busca hacer crecer el número de usuarios y seguidores de un emprendimiento, con el fin de llevar a la empresa al próximo nivel.

Pero no estamos hablando de una combinación de herramientas y técnicas, sino más bien una forma diferente de ver y atacar un mercado. En ese sentido, el growth hacking nace de la necesidad de identificar formas de crecimiento que vayan más allá de fuertes gastos de dinero en marketing, y por ello se ha convertido en un estilo adecuado para las empresas de emprendedores.

Si bien la creatividad es un punto fuerte dentro del desarrollo de una estrategia de growth hacking, no lo es todo. Son cinco las fases a las que hay que enfrentarse, y en las que hay que trabajar de manera precisa y sin saltarse ninguna para poder dar con los resultados deseados:

Revise que el producto encaje en el mercado.

Es la base de todo negocio:  lo que venda tiene que responder a algún tipo de necesidad. Si aún no ha encontrado cuál es la necesidad que satisface su producto, entonces no es momento de continuar. No importa que tan buena sea su campaña de promoción ni que tanto esfuerzo ponga en el marketing de su producto, si este no cubre ninguna necesidad entonces usted podría estar arriesgando demasiado. Invierta su dinero en mejorar el producto. Hable con sus usuarios existentes. Pregúnteles lo que opinan y lo que hay que mejorar para encontrar el encaje perfecto.

Encuentre la funcionalidad que le permita ganar exposición

Esto es lo que los estadounidenses llaman el growth hack. Es esa pequeña funcionalidad que hace que el uso del producto en sí forme parte del marketing. La mayoría de productos lo realizan a través de la integración con grandes plataformas como Twitter o Facebook donde el uso del producto se comunica a través de tuits o actualizaciones en el muro a los demás amigos o seguidores.

¿Cómo establecer una estrategia de Marketing B2B?

Explote la funcionalidad y hágala viral

Uno de los primeros en poner en práctica este punto fue Hotmail, al colocar un enlace al final para conseguir tu cuenta de correo gratis. Desde entonces son muchas las empresas que ponen este punto en práctica. Simplemente consiste en aprovechar la funcionalidad de su producto y ofrecerle a las personas algo a cambio de que la compartan. Otro ejemplo son las cuentas de Dropbox, en las cuales se podía conseguir espacio adicional si se recomendaba e inscribía a otros amigos.

Mejore lo conseguido

Antes de seguir creciendo, llega un momento en que hay que pararse a analizar detalladamente los resultados y optimizar lo que ya tenemos. Y, dentro de esta fase, nuestros mayores esfuerzos deberán destinarse a fidelizar a los clientes que ya tenemos y a asegurarnos de que están satisfechos. Un cliente fiel y satisfecho es una fuente imprescindible para que nuestro negocio, a golpe de recomendaciones, siga creciendo de una forma sólida más allá del corto plazo.

Vuelva a empezar

El ciclo de aprendizaje no termina nunca, o al menos no debería hacerlo. Tras analizar y optimizar los resultados iniciales, llega el momento de volver al punto de partida y de no conformarse con lo que ya se ha conseguido. Todo en esta vida se puede mejorar. Siempre.