Inicio Gestión y Liderazgo ¿Quien dijo que estás muy viejo para emprender?

¿Quien dijo que estás muy viejo para emprender?

Compartir

¿Tienes un sueño pero te sientes demasiado viejo para emprender? En un mercado lleno de jóvenes emprendedores, aprende a sacarle la vuelta a tu edad y aprovechar la experiencia que llevas contigo.

La edad no tiene por qué jugarte en contra si sabes como usar la experiencia a tu favor. Piénsalo: ¿cuántos de los jóvenes emprendedores han atravesado o mismo que tú? Puedes marcar la diferencia si sabes ver el negocio desde una visión distinta y vender tu imagen como la de un empresario que ya conoce el mercado.

Te puede interesar: 5 razones para emprender

Es probable que tu edad te haga enfrentarte a muchas negativas cuando presentes tu idea a inversionistas o fondos de capital, pero sal de cada reunión dispuesto a mejorar tu discursos, tus habilidades y tu proyecto.

Piensa en la franquicia de restaurantes KFC. Su fundador, el Coronel Sanders, se presentaba constantemente ante inversionistas que lo veían tan solo como un viejito con restaurantes, pero con pobres habilidades estratégicas y comunicativas.

Pero el Coronel salía de cada reunión más apasionado por su sueño, buscando la manera de encontrar el camino adecuado, mejorando sus habilidades e intentándolo una vez más. Y lo logró: a los 62 años, el Coronel Sanders por fin consiguió los recursos necesarios para lanzar su franquicia, la cual se ha convertido en una de las más rentables del mundo.

Te puede interesar: ¿Se necesita una carrera universitaria para emprender?

Cada vez que comiences a sentir que estás muy viejo para emprender, ¡deja de repetirtelo! No les des más vueltas al asunto ni más importancia de lo que tiene, porque no hay una edad adecuada para emprender. Lo importante es que has tomado la decisión y estás dispuesto a arriesgarte por ella.

Piensa en cómo puedes transformar tu experiencia en un trampolín para tu carrera como emprendedor. Muchos jóvenes emprendedores salen al mercado con grandes ideas, pero la falta de experiencia en determinados rubros puede conducirlos al fracaso. Pregúntate cómo puedes capitalizar tu experiencia laboral, y si ya tuviste experiencia como emprendedor o empresario, ¿cómo ese fracaso aparente se convertirá en escalón?

Y tú, ¿te sigues sintiendo viejo?

Te puede interesar: ¿Hay una edad clave para emprender?