Inicio Mejora tus finanzas ¿Quieres ahorrar dinero? Conviértete en un consumidor inteligente

¿Quieres ahorrar dinero? Conviértete en un consumidor inteligente

Compartir
finanzas personales: consumidor inteligente

Uno de los mayores problemas financieros que debemos enfrentar no son los bajos ingresos sino la manera en que gastamos el dinero. Cambia tus hábitos y prepárate para convertirte en un consumidor inteligente.

Desde el momento en que el dinero llega a nuestras manos hasta cada pago que realizamos, por pequeño o grande que sea, se trata de una decisión. Gastar de manera desordenada, derrochando el dinero sin control y con falsas ideas de ahorro solo nos conducen a un camino de problemas financieros.

Y frente a constantes ofertas, atractivas liquidaciones y seductores anuncios publicitarios, es importante que sepamos manejar nuestras finanzas y dejemos de ser simples compradores para convertirnos en consumidores inteligentes: personas capcaces de comprar de la mejor manera posible de acuerdo a su nivel real de ingresos.

Aprende a cuidar tus finanzas en época de desempleo

Para convertirte en un consumidor inteligente no es necesario invertir muchas horas. Basta con empezar buscando en Internet las mejores ofertas de los productos que necesitamos, revisando catálogos de tiendas, páginas web de ofertas especiales, etc. Pero, recuerda: no se trata solo del precio, sino de la relación calidad-precio que finalmente estarás adquiriendo.

Otro punto importante a desarrollar como consumidor inteligente es la capacidad de establecer prioridades claras que permitan establecer presupuestos para dirigir nuestro dinero y así conseguir exitosamente las cosas que realmente necesitamos, sin dejar de lado aquellas metas personasles establecidas.

Pero si aún con los consejos anteriores sientes que te cuesta convertirte en un consumidor inteligente, una herramienta adecuada para ti puede ser un registro de gastos, ya sea desde una aplicación móvil o simplemente con un lápiz y papel a mano. Este registro te permitirá conocer de primera mano en qué estás gastando realmente tu dinero. Por otro lado, podemos aprovechar mejor nuestro dinero si nos damos cuenta de qué tanto de nuestro dinero se nos va en cosas pequeñas, como por ejemplo cuanto gastamos en ir por el café o por la torta cada mañana a la tienda de la esquina.

Puede ser una cantidad grande que podríamos destinar hacia otras cosas que sean más importantes para nosotros. Saberlo es lo que nos permite tomar la mejor decisión para nosotros.