Inicio Mejora tus finanzas ¿Recién casados? No descuiden las finanzas familiares

¿Recién casados? No descuiden las finanzas familiares

Compartir
finanzas familiares

Cuando se da inicio a la vida en familia, resulta crucial evitar determinados errores financieros que podrían crear problemas y acabar con la relación. Presta atención a estos consejos para proteger tus finanzas familiares.

Empezar una vida en pareja es dar inicio a una vida nueva. Y dentro de esta nueva vida no podemos dejar de lado el asunto de las finanzas. Ya se que los dos aportan o sólo uno, la verdad es que ahora los gastos, cuentas, préstamos y demás afectan a dos personas, por lo que cada decisión debe ser analizada y tomada como equipo.

Por eso, lo primero que debemos tomar en cuenta es aquellas cosas que no debemos hacer con nuestras finanzas al iniciar una vida en pareja.

Por ejemplo, un terrible error es empezar la relación con las finanzas “en rojo”. Nada puede comenzar bien si desde el inicio ya nos tenemos que enfrentar a grandes deudas, pagos y compromisos monetarios. Piénselo detenidamente: ¿Vale la pena endeudarse tanto por una boda? ¿Realmente necesitan esos lujos para la casa?

Si su vida en pareja va a iniciar con batallas financieras desde el primer día, las probabilidades de discusiones en pareja, problemas con los pagos y demás, son mucho más altas. Mejor, enfóquense en ahorrar juntos, en incrementar sus ingresos, en buscar maneras efectivas de adquirir las cosas que necesitan, no sólo las que desean.

¿Qué debo saber antes de escoger un banco?

Y un excelente ejemplo de esto es ese carro nuevo que tanto ansían. Suena muy lindo la idea de tener un auto nuevo, sobretodo con todas las ventajas que ofrecen los vendedores de autos. Pero la realidad es que los automóviles son de los objetos que más rápidamente disminuyen su valor, y si piensa que en un par de años quizás necesite cambiar de auto, podría estarse precipitando.

Si en su caso, su pareja y usted realmente necesitan un auto, no comiencen su vida juntos endeudándose para tener el modelo del año. Mejor opten por buscar un automóvil usado de alta calidad. Si más adelante tienen los recursos, la necesidad y el deseo de cambiarlo por uno mejor, podrán darse toda la liberta de hacerlo.

De la misma manera sucede cuando queremos empezar nuestra vida en pareja con una casa llena de muebles y adornos hermosos (pero innecesarios). Busquen amoblar su espacio con objetos a su gusto y económicos. Recuerden que toma tiempo convertir una casa en un hogar, y, por ahora, prioricen en las cosas que realmente son necesarias para ir comprándolas conforme puedan con sus ahorros.

Ya sabemos lo que nos dirá: “Pero puedo irlo comprando con la tarjeta de crédito”. Sí, puede hacerlo, pero piense que si agota las tarjetas, no tendrá a qué recurrir en caso de una crisis o una emergencia.

Por ejemplo, un error habitual (sobretodo en parejas jóvenes) es usar las tarjetas de créditos para comprar cosas para las que no tiene dinero en ese momento, pero son como un pequeño regalo para la pareja: cenas caras en restaurantes, ropa nueva, vacaciones, etc.

No se trata de negarse todos los gustos, pero sí de gastar con limitación y aprender a autolimitarse. Además, siempre existirán alternativas mucho menos costosas: aprovechar los descuentos y promociones, visitar un restaurante tan sólo en ocasiones especiales, etc.

Las claves para tener una relación financiera saludable en una joven pareja, consisten en planificar para el futuro, utilizar el sentido común, practicar el autocontrol y evitar estos comunes errores.