Inicio Ideas de Negocios Repostería en casa: una idea de negocio muy rentable

Repostería en casa: una idea de negocio muy rentable

Inicia tu negocio de repostería sin mucho presupuesto.

Compartir

La repostería es un negocio muy prometedor, especialmente porque puedes iniciar desde tu casa ganando un dinero extra mientras te preparas para iniciar tu propia tienda y dedicarte a tiempo completo a tu pasión.

Pasteles, galletas, tortas, queques, postres peruanos, chocolates artesanales, etc. La lista de dulces en los que puedes especializarte es casi infinita, pero la idea base es siempre la misma: ofrecer a tus clientes los productos de mejor calidad.

Así que si tienes en tus manos el fino arte de la repostería, saca provecho de tu pasión y de tus tiempos libres y da inicio a tu propio negocio de repostería en casa.

Una de las primera cosas en las que debes pensar es en qué producto te especializarás. Es cierto que puedes ofrecer toda la variedad de postres que mencionamos al inicio, pero también es una buena idea especializarse en un tipo en particular y convertirlo en tu marca personal.

Para ello, tendrás primero que investigar y conocer las preferencias de tus posibles clientes. No se trata de que dejes de lado aquello que a ti te gusta hacer y termines ofreciendo lo que ya todos los otros negocios ofrecen, pero sí es necesario que sepas qué tipo de cosas están buscando las personas, y así podrás encontrar el punto medio entre lo que tú quieres ofrecer y lo que los demás están buscando.

Un punto muy importante que no debes pasar por alto, es el tema de los costos. Para que el negocio de la repostería deje ganancias debes asegurarte que tus precios cubran los costos en los que incurrirás, puesto que sino terminarás ofreciendo deliciosos productos a precios muy bajos… pero que no te dejarán muy buenas ganancias.

Algunas de las cosas que debes de considerar para poner tus precios son:

Una vez que tienes lista las ideas básicas, también es momento de que te tomes tiempo para experimentar con las recetas. Ya lo dijimos: no se trata de que salgas a ofrecer lo que todos los demás ya están vendiendo. Innova con las recetas, ofrece nuevos sabores, experimenta con sabores nuevos, prueba con frutas exóticas y asegúrate de siempre continuar sorprendiendo a tu clientela.

Pero, como ya lo estarás imaginando, en el tema de los postres el sabor no lo es todo. Para lograr que tus clientes queden enganchados con tus productos, enamóralos desde el primer vistazo. Asegúrate de que tus dulces tengan siempre una presentación impecable que sea capaz de transmitir el sabor y la dulzura. Además, un producto que se ve bien conlleva de por si un valor agregado que incrementa su precio.

Y si ya llegó la hora de vender, recuerda que primero tienes que promocionar tu producto. Comienza siempre por tu círculo de conocidos, haz que ellos prueben tu producto y sean los primeros en darlo a conocer. Pero no dejes de aprovechar las herramientas que ofrece el mundo digital y crea una tienda virtual o una página en Facebook que dé a conocer tus postres a muchas más personas.

Para conocer más de este negocio, te invitamos a descubrir el caso de Miss Cupcake, una joven emprendedora que inicio preparando estos conocidos queques en la cocina de su casa, y hoy cuenta ya con su propia tienda en uno de las más importantes zonas comerciales de Lima.

correos corporativos