Inicio Emprender con exito ¿Tu pyme está fracasando? Revívela con los consejos de Jon Taffer

¿Tu pyme está fracasando? Revívela con los consejos de Jon Taffer

Compartir
Jon Taffer consejos negocios

Jon Taffer tuvo que fallar más de una decena de veces antes de convertirse en un exitoso emprendedor. Su experiencia le ha permitido convertirse en uno de los más importantes consultores para pymes, ayudándolas a corregir sus errores y salir nuevamente a flote.

Gracias a su capacidad, Taffer cuenta hoy en día con un programa de televisión en el que ayuda a pequeñas empresas de los rubros de gastronomía (área de su experiencia) a recuperarse de los problemas de gestión que vienen enfrentando. Pero los consejos de Jon Taffer  son aplicables a cualquier tipo de empresa, no importa si se trata de un local poco cuidado o de trabajadores poco motivados, toma en cuenta sus recomendaciones sobre lo que no debes hacer para evitar el fracaso de tu pyme:

1. Entrar en el negocio por las razones equivocadas

Toda idea de negocio debe contar con un importante respaldo antes de al meos internar convertirla en realidad. Pero si tu mayor respaldo es: “otros están abriendo ese mismo negocio y tienen éxito”, entonces estás empezando con el pie izquierdo. Para tener un negocio exitoso no basta con ver el éxito de los demás, sino que es necesario analizarlo y revisar las variables que puedan servirnos.

2. No entender 3 elementos esenciales del marketing.

La mayoría de propietarios de una pyme creen que la fuerza del negocio depende de la comercialización y las ventas, pero olvidan que para lograr vender es necesario dar a conocer el negocio. Y es que aumentar las ventas no es un hecho que se dará de manera mágica, sino que requiere de una buena estrategia de marketing basada en tres elementos: programas de nuevos clientes, programas de frecuencia y programas de gastos por cliente.

Desde buscar nuevos clientes, a conseguir su lealtad y, finalmente, conseguir que aumenten sus compras. Estos tres elementos se convierten en tres hechos relevantes para toda empresa: más clientes, más ventas por cliente y mayores ventas por clientes.

¿Quieres convertirte en un mejor CEO? Sigue los tips de Mark Zuckerberg para lograrlo.

3. No asumir la responsabilidad de los fracasos

Buscar excusas para explicar el mal funcionamiento de tu negocio es una salida común que no conduce por buen camino. Culpar a la crisis, a la competencia, a las políticas de gobierno, etc, simplemente te aleja de la posibilidad de corregir los errores y llevar adelante a tu empresa. Reconócelo: muchos de los problemas partes de tus propias fallas, asume tu responsabilidad y comienza el camino hacia los cambios positivos.

4. Nada de exime de la responsabilidad de conocer de matemáticas

No importa si tienes un bar o un centro de belleza: debes ser capaz de llevar los números de tu negocio. Para tener un negocio rentable debes asegurarte de saber cuánto cuesta producto cada producto o servicio que ofreces y cuál será el beneficio real que obtendrás por él. Recuerda que no se trata simplemente de restar el precio de costo del producto al precio de vende al cliente, sino de tomar en cuenta toda la cadena productiva del negocio: las personas que atienden, los cajeros, el alquiler del local, los gastos en servicios básicos, etc.

Antes de abrir el negocio debes tener muy claro qué ventas debes tener cada día, cada semana y cada mes para que te sea rentable abrir cada día tu pequeña empresa y poder tomar decisiones basadas en marketing llegado el momento, así como cerrar el negocio si vemos que no nos estamos acercando al objetivo.

5. No tener experiencia o la ayuda necesaria

La tasa de fracaso de las pyme es muy alta, y si no quieres ser parte de estas estadísticas es importante que cuentes con un grupo de personas dispuestas a aconsejarte y, de preferencia, que tengas experiencia previa en el rubro al que vas a ingresar.

No olvides que antes de iniciar cualquier tipo de negocio es importante contar con un colchón económico suficiente para atender problemas de liquidez puntuales que puedan aparecer en los primeros meses del negocio.