¿Sabes cómo usar correctamente tu tarjeta de crédito?

¿Sabes cómo usar correctamente tu tarjeta de crédito?

Compartir
tarjeta de crédito

Su encanto es sencillo: compra hoy y paga luego. Pero, al igual que cualquier otro préstamo, las tarjetas de crédito están sujetas a intereses y, si no tienes cuidado, podrían hundir tus finanzas personales.

Las tarjetas de crédito pueden ser una excelente opción cuando necesitamos realizar una compra importante pero no tenemos el efectivo disponible. Los problemas comienzan a surgir cuando las cuotas mensuales empiezan a sobrepasar nuestro presupuesto.

Lo primero que debes tener presente es que las tarjetas de crédito no son dinero “extra” que puedas gastar sin considerar tus ingresos o tus posibilidades, sino que se trata simplemente de un crédito de consumo. Recuerda: no tendrás que pagarlo hoy mismo, pero definitivamente deberás asumir las cuotas mensuales y los intereses generados.

Para usar adecuadamente tu tarjeta de crédito tengan en cuentas las siguientes recomendaciones:

Infórmate y compara

Compara las distintas opciones que el mercado te ofrece y opta por la más adecuada a tu capacidad de pago y a tus necesidades. Descubrirás que las entidades financieras manejan diferentes tasas de interés y diferentes ofertas, así que pregunta por los periodos de cierre, las tasas determinadas para cada tipo de consumo y los beneficios adicionales a los que puedas acceder.

Asegúrate de contraer sólo deudas que puedas pagar

Asumir deudas que no puedas controlar solo conllevará un terrible riesgo para ti: ser reportado a las centrales de riesgo y ver reducidas tus posibilidades de lograr otros créditos en el futuro. Además, el monto de la deuda se verá incrementando constantemente por los intereses, dificultando cada vez más tu capacidad de ponerte al día.

Haz las compras a crédito simple

Procura siempre realziar las compras a una sola cuota, evitando así que se generen intereses. Un pequeño consejo adicional: infórmate sobre la fecha de cierre de tu estado de cuenta y realiza compras a una cuota en los primeros días luego del cierre, de esta manera podrás financiar tus compras hasta por casi dos meses con 0% de intereses. Pongamos como ejemplo una compra que se quiere realizar en el mes de agosto. Si tu estado de cuenta cierra los días 6 de cada mes, una buena opción es realizar la compra en una cuota única el día 8 de agosto. De esta manera, esta compra recién llegará en el estado de cuenta que se deberá pagar en los primeros días de noviembre.

Evita el pago mínimo

Hacer abonos adicionales a la cuota mínima permite reducir el saldo total de la deuda de una manera más rápida y sobre todo, pagando menos intereses.

Recuerda que los avances en efectivo son costosos

No utilices tu tarjeta de crédito para obtener efectivo, a no ser que sea una verdadera urgencia. Los avances son un préstamo más, por el que hay que pagar un costo asociado con su cobro, cuyo valor depende de la entidad y del canal que se use y que, además, genera intereses usualmente muy altos.

 

Comentarios