Inicio Gestión y Liderazgo 5 importantes señales para no comprar una franquicia

5 importantes señales para no comprar una franquicia

Compartir

Comprar una franquicia puede ser una forma atractiva para convertirse en empresarios, pero debes tener en cuenta algunas señales para ver si el tipo de negocio se adecua a tu perfil. Presta atención a estas señales que indican que no deberías comprar una franquicia.

Las franquicias son excelentes oportunidades de negocios, pero no se convertirán en un éxito empresarial por si solas. Se requiere de mucho más, y una de los ingredientes claves es el conocimiento. No basta con adquirir una franquicia y esperar que esta se haga sola. Pero el error más grande es adquirir una franquicia sin saber todo sobre ella.

Si eres de las personas que quiere iniciar en el mundo de las franquicias, pon atención a estas señales que te indican que la oportunidad de negocio no es para ti:

Nivel de ganancias

Dentro de la Circular Oferta de Franquicia, la empresa debe explicar cuánto dinero puedes ganar al apostar por esa oportunidad. Las marcas en algunos casos reducen el rango de ganancias para evitar problemas futuros, pero debes analizar si éstas te ofrecen lo que estás buscando obtener como empresario. Si no es así, mejor apuesta por otra clase de negocio.

Problemas con otras sucursales

No dejes que ningún franquiciante culpe de la falta o mediocridad de resultados a los franquiciatarios que no entienden el sistema. Si la empresa no sabe reclutar bien a sus socios es porque el sistema operativo tampoco es exitoso por sí mismo.

45 preguntas que debes hacerte antes de adquirir tu primera franquicia

Cambios y más cambios

Si percibes que la compañía franquiciante constantemente está cambiando el concepto o su imagen, debes preguntarte a qué se debe esto. Puede ser que sea el resultado de una forma de operar que obedece a la innovación constante o simplemente a que el modelo no funciona. Por lo general, el franquiciante no te responderá esta cuestión, por lo que debes buscar a algunos franquiciatarios para escuchar lo que tengan que decir de su relación con la matriz.

¿Todo queda en familia?

Antes de firmar el contrato fíjate bien quiénes componen la empresa: si hay muchos familiares del franquiciante en puestos importantes, sin tomar en cuenta su capacidad para realizar la labor. Un buen franquiciante necesita rodearse de gente con talento que tenga verdaderas habilidades para gestionar.

Todo empresario, debe asegurarse que la franquicia se adecue a su perfil. No porque sea un buen negocio significa que será el adecuado para ti. Presta atención a lo que un franquiciatario hace en el negocio cotidianamente y define si cuentas con las habilidades para hacerlo, ganar y disfrutar.