Inicio Emprender con exito Sencillos trucos para mejorar la memoria

Sencillos trucos para mejorar la memoria

Compartir
trucos para mejorar la Memoria
trucos para mejorar la Memoria

Mantener activo nuestro cerebro es un ejercicio que deben realizar personas de todas las edades, especialmente porque sabemos que existen grandes posibilidades de que, con el pasar de los años, la capacidad cerebral se vea disminuida.

Y entonces conocemos a personas con mucha más edad que nosotros, pero con una memoria envidiable. ¿Cómo hacen ellos? Pues nunca dejaron de usar su cerebro y lo mantuvieron en constante entrenamiento. No se trata de ejercicios complicados ni demasiado trabajosos, sino de pequeños trucos que ayudan a que nuestro cerebro se sienta siempre ocupado en alguna tarea.

Algunos de los que les recomendamos son:

Memorice cosas simples. ¿Se ha puesto a pensar en cuántos número telefónicos conoce de memoria? Con la llegada del mundo digital hemos comenzado a confiarle todos los datos importantes a los aparatos móviles. Pues practique memorizar una pequeña lista de números telefónicos, la lista de compras para el día de hoy, el horario de clases de sus hijos, etc. Conforme encuentre que estas tareas se vuelven más sencillas podrá pasar a memorizar otras listas más complejas.

Escriba las cosas. Pero no una sola vez para leerla y desecharlas, sino varias veces. Esto funciona especialmente para cosas que queremos mantener en nuestra memoria por largo plazo. Si practica a escribir todos los días lo mismo, verá como se graba rápidamente en su mente.

Visualice las cosas. Imaginemos que quiere memorizar una receta de comida. Pues le aseguramos que nada funcionará mejor que imaginarse que la está preparando: visualice el frasco de especias que está sosteniendo y la olla sobre la que la está espolvoreando. Esta misma técnica se aplica para muchas otras actividades que puedan ser recordadas mediante el movimiento o la visión.

Practique juegos mentales. En las páginas finales de los periódicos casi siempre nos encontramos con crucigramas, sudokus, entre otros. Pero, además, puede practicar ajedrez, damas, etc. La idea es que encuentre juegos que desafíen a su mente y la hagan trabajar más.

Salga de la rutina. Si hace siempre las cosas de una misma manera o siguiendo un mismo orden, su cerebro se ha automatizado y ya no tiene que pensar en prácticamente nada al momento de hacer dichas tareas. Así que tómese el trabajo de tomar una ruta diferente al ir al trabajo, ordene su escritorio de manera distinta o simplemente mueva las cosas de su mesa de noche.

Lea al revés. Basta con darle la vuelta a las envolturas de algunos productos o a un documento cualquiera para descubrir una nueva manera de ejercitar el cerebro. Es una tarea que resultará complicada al inicio, pero luego descubrirá que su cerebro comienza a acostumbrarse.

¿Qué ejercicios realiza usted para mejorar su memoria?