Inicio Gestión y Liderazgo Soy joven y quiero emprender, ¿qué debo hacer?

Soy joven y quiero emprender, ¿qué debo hacer?

Compartir
Encuentra qué te apasiona para que dediques tu emprendimiento a lo que te gusta. (Foto: Shutterstock)

Emprender siendo joven nos brinda una serie de ventajas que no debes de desaprovechar si es que te encuentras en esta etapa de tu vida. Si bien al iniciar un proyecto empresarial todos empiezan con muchas ganas y la energía casi al 100%, es necesario tomar ciertas consideraciones.

Y es que más que iniciar un negocio para independizarse económica o laboralmente, emprender se trata sobre todo de dedicarte a algo que te apasiona. Debes disfrutar trabajar en ello y sobre todo sentir que tu vida tiene un propósito que al alcanzarlo poco a poco, te haga sentir bien contigo mismo.

LEE MÁS: 7 libros fascinantes para jóvenes emprendedores

Por eso, más allá del dinero que requieras para tu capital, necesitas vencer ese miedo que tienes por iniciar TU proyecto empresarial, descubrir qué es lo que te gustaría emprender y a la misma vez preguntarte qué tan útil será para los demás. A continuación te decimos concretamente qué debes hacer para iniciar un negocio.

  • Descubre tus pasiones

Solo hay una forma de que descubras cuál es tu verdadera pasión y esa es probando cosas. Por ejemplo, si inicias un negocio de asesoría contable y tiempo después te das cuenta que no te gusta, atrévete a iniciar un nuevo proyecto.

  • Encuentra algo que quieres resolver

Observa a tu alrededor y en tu vida diaria qué requiere una mejora o qué necesidad falta cubrir. Cuando lo descubras intenta resolverlo creando un producto o servicio.

  • Aprende a vender

Todos, absolutamente todos deben de aprender a vender, ya que no solo venderán su proyecto o servicio que ofrezca su empresa, sino también sus ideas de negocio para convencer a inversionistas o socios.

  • Aprende manejar tus finanzas

Si vas a emprender un negocio necesitas sí o sí manejar tus finanzas personales de la mejor forma correcta, que es aprender a ahorrar y usar tus ingresos inteligentemente.

  • Arriésgate a invertir en nuevas ideas

Una de las ventajas de algunos jóvenes es que en esta etapa aún no cuentan con una familia por lo que tienen más disponibilidad de dinero. Por ello, no tengas problemas en invertir y arriésgate.

  • Aprende y emprende

Emprender no es difícil, lo sí es complicado es desarrollar un emprendimiento con éxito. Sin embargo, si emprendes a esta edad y fallas una y otra, ganarás algo que es muy valioso: el aprendizaje tras la experiencia.

Por último, recuerda que los límites solo te los puedes poner tú mismo, así que emprende sin temores; si te equivocas, vuelve a emprender cuantas veces sea necesaria, pero nunca dejes de intentar para alcanzar tus sueños.