Inicio Mejora tus finanzas ¿Tienes deudas con amigos y familiares? Así las puedes eliminar

¿Tienes deudas con amigos y familiares? Así las puedes eliminar

Compartir
La comunicación es crucial para solucionar posibles conflictos por deudas impagas. (Foto: Shutterstock)

Tanto como para un emprendimiento como en la vida personal, la familia y los amigos son la principal fuente de financiamiento. Y es que cuando no disponemos de dinero, acudimos a ellos para que nos ayuden económicamente. Sin embargo, esas deudas a veces pueden convertirse en una gran carga por el hecho de que no puedan eliminarse del todo.

LEE MÁS: ¿Cómo crear un plan personal para pagar las deudas?

Frente a esta situación que aturde a muchas personas dispuestas a cancelar estas deudas que tiene con amigos y familiares, pero que por algún u otro motivo no pueden hacerlo, te decimos aquí – mediante 5 pasos- cómo puedes deshacerte de ellas, según la Red Iberoamericana de Prensa Económica.

  1. Lo primero que debes hacer es atender aquellas deudas que generan intereses o pueden traer conflictos legales.
  1. Lo mejor para eliminar deudas es que elimines los gastos hormiga o innecesarios. Los demás gastos no se deben tocar.
  1. Conversa con tu familiar o amigo que te realizó el préstamo y determinen juntos un esquema de pagos o incluso formas alternativas de liquidación.
  1. En el caso de que tu fecha de pago ya venció y tienes complicaciones para pagarla, acuerda montos y fechas para irla reduciendo de forma paulatina.
  1. Trata de respetar las fechas de pago pactadas al momento del préstamo, pero si en el futuro no es posible que cumplas con ellas, comunícate siempre con la persona que te hizo el préstamo y evita siempre confrontaciones.

LEE MÁS: Las 4 reglas de oro para no endeudarse en exceso

Pases por la situación que pases, primero debes de cumplir con tu responsabilidad de pagar tus deudas. Si cumples con los acuerdos, más adelante, si necesitas nuevamente dinero te lo volverán a prestar porque confiarán en ti. De esta forma será menos probable que acudas a bancos, o sea a entidades que te podrían cobrar moras, penalidades y en casos extremos hasta embargos.