Inicio Mejora tus finanzas Tips para evitar la ceguera financiera

Tips para evitar la ceguera financiera

Compartir

¿Trabajas para sobrevivir? ¿O vives para trabajar? ¡Ninguna de las dos! Aprende a disfrutar de tu dinero sin dejar de lado el ahorro y la prevención. Pon en práctica estos tips para evitar la ceguera financiera.

La ceguera financiera comienza en el momento en que nos damos cuenta que nuestras finanzas no están bien, pero seguimos gastando como si nos fuera de maravillas. No se trata de formular una crítica ante la adquisición de bienes que no gustan, pero sí de pensar  que es importante destinar parte de los ingresos al ahorro para, en el futuro, poder seguir consumiendo y disfrutando aquello placeres que tanto nos gustan.

Te puede interesar: 5 consejos para administrar mejor tu dinero

Por ejemplo, muchos todavía actúan de manera poco considerada frente a sus finanzas, viviendo día a día sin pensar en el futuro, sacando tarjetas de crédito solo para pagar la anterior, o comprando todo a plazos para terminar endeudados de por vida. ¿Realmente te sientes cómodo viviendo así? Sobretodo si tomamos en cuenta que la ceguera financiera puede traer grandes consecuencias, como por ejemplo:

  • Vivir al día por mala planeación
  • Aumento de intereses en las deuda
  • Poco o nulo ahorro para el retiro
  • Un mal ejemplo para los hijos
  • Estrés y angustia
  • Perder los bienes a causa de un embargo
  • Perder la oportunidad de crédito por figurar como mal pagador

Te puede interesar: ¿Sabes cómo usar correctamente tu tarjeta de crédito?

Este tipo de costumbres son comprensibles si nos detenemos a pensar que no hemos recibido una educación financiera en la escuela y, en muchos casos, tampoco en casa. Pero nunca es tarde para empezar, así que es importante que tomes en cuenta estos tips que te ayudaran a salir de tu ceguera financiera:

  1. Ten objetivos a corto y largo plazo, metas financieras que te permitan tener en mente la razón para no gastarte todo tu sueldo.
  2. Elabora un presupuesto en el que definas los gastos fijos y variables, además de los gastos no planeados. Considera organizarlos en orden de importancia para así evitar caer en endeudamiento.
  3. Separa al menos el 10% de tu salario como pago de ahorro del mes. Considera esto como un gasto fijo dentro de tu presupuesto.
  4. Paga tus gastos fijos a tiempo. En el caso de las tarjetas de crédito, procura adelantar los pagos cuando sea posible.
  5. Contrata un seguro de gastos médicos mayores para ahorrar en caso surga algún imprevisto.
  6. Sé precavido con tus compras a plazos y aprovecha los meses sin intereses.
  7. Abre un fondo de inversión de acuerdo a tus posibilidades.
  8. Lee información sobre finanzas personales para que te familiarices con los términos más importantes.