Inicio Como vender mas Tips para mejorar tus ventas gracias al lenguaje corporal

Tips para mejorar tus ventas gracias al lenguaje corporal

Compartir
ventas

Cuando te encuentras frente a un posible cliente, debes aprovechar cada oportunidad para convencerlo y concretar la venta. No desperdicies tu tiempo y enfócate en las posibilidades que te brinda el lenguaje corporal como posibilidad de mejorar tus ventas.

Desde la primera impresión, el lenguaje corporal domina lo que comunicamos mucho más que nuestras palabras. Si estás frente a un cliente, asegúrate de comunicar el mensaje correcto, incluso si no sueltas ni una palabra.

Sonríe y sé natural

Una sonrisa es capaz de hacer que todo el ambiente luzca mejor y dejar la mejor primera impresión. Con este pequeño detalle serás capaz de generar comodidad y romperás la distancia. En medio de este clima positivo generado por tu sonrisa, los clientes estarán mucho más abiertos a escucharte y, por lo tanto, a confiar en ti.

Mira a los ojos, pero sin intimidar

No se trata de intimidar a las personas con una mirada fija y retadora, sino de mantener un contacto visual adecuado que nos haga ver interesados y preocupados por ellos. Evita desviar la mirada para no parecer nervioso, distraído o, algo peor: que no te interesa lo que te está explicando.

Conoce 8 detalles del servicio al cliente que podrían cambiar a tu empresa

Usa las manos, pero con control

Mover los brazos y las manos te pueden ayudar a explicarte mejor y mantener la atención de tu receptor, pero con control. Los movimientos exagerados desviarán la atención de nuestros interlocutores, evitando que presten atención a nuestros argumentos. Además, hay una serie de movimientos que es mejor evitar a causa del mensaje negativo que comunican: taparse la boca (da la sensación que estás mintiendo), las manos en la espalda (desinterés), tocarte el pelo (nerviosismo) o dar golpecitos en la mesa (impaciencia)

Mantén la distancia justa

La distancia a mantener suele variar dependiendo de la cultura o el país en el que te encuentras. Por ejemplo, si bien es importante repestar el espacio de los demás, en la cultura latina permitimos una mayor cercanía, en comparación con una cultura como la japonesa.

Evita interrupciones

Escucha con detenimiento las cuestiones que te plantee el cliente. Las interrupciones distraen y fastidian porque son una manera de llamar la atención e imponer nuestro punto de vista, aunque lo hagamos inconscientemente. Por lo tanto, acude a la reunión con una mentalidad receptiva y el móvil en silencio.

Siguiendo estos sencillos tips seguro lograrás mejorar tus ventas y tus ganancias.