Inicio Estilo de vida Trabajo vs. vida, ¿cómo disfrutar de ambas?

Trabajo vs. vida, ¿cómo disfrutar de ambas?

Compartir
Ve más allá del balance entre tu vida y el trabajo. ¡Disfruta cada uno de tus días! (Foto: Shutterstock)

El trabajo del día a día de un emprendedor es arduo. Tanto así que su vida personal o su tiempo de descanso diario a veces no tienen un tiempo significativo que deberían  tener. Esta es una de las causas por la que se genera una rutina que en corto tiempo cansa, estresa y hace que no disfrutes ni de tu trabajo ni de tu vida personal.

Romper la rutina, no consiste sólo en obtener el equilibrio entre tus días de trabajo y tu vida personal; sino que va más allá. Se trata de disfrutar ambas. De que amanezcas todos los días con muchas ganas de ir a trabajar y que termines contento al terminar tu jornada, para luego ir a disfrutar tu vida con tus seres queridos, amigos o realizando actividades que más te gusten.

LEE MÁS: Vida personal y trabajo: 10 consejos para lograr el balance

Para ayudarte a cumplir este crucial objetivo  en tu vida, te diremos cómo puedes lograrlo mediante 8 sencillo pero valiosos pasos.

  1. Analiza tus prioridades

Reflexiona a qué aspectos de tu vida les dedicas más tiempo y pregúntate si son los más importantes. Cuando los identifiques reorganízate para darle un poco más de tiempo a las actividades que te gustan hacer más.

  1. Controla tu tiempo

Date cuenta de cuánto tiempo le dedicas a cada una de tus actividades que realizas. Ponte límites al ocupar una determinada tarea para así continuar con la otra de la manera más ordenada posible. Esto te ayudará a sentirte más satisfecho porque estarás cumpliendo esos pequeños objetivos que te planteaste cumplir durante un día.

  1. Programa tu tiempo de descanso

No sólo debes planificar el tiempo que le dedicas al trabajo, sino también debes hacerlo con tu descanso. Puedes planificar por ejemplo, salidas con tus amigos, una cita con tu pareja, viajar un fin de semana, etc. De esta forma, las posibilidades de que pospongas tus descansos serán menores.

  1. Elimina las actividades no productivas

La mayoría de personas realizan actividades en su vida que no son nada productivas. Por ejemplo, te has puesto a pensar cuánto tiempo te pasas revisando las redes sociales en tan solo un día. Ahora pregúntate qué hubiera sido mejor hacer durante ese tiempo. Tu respuesta será seguramente alguna otra actividad que realmente sea productiva.

  1. Mantente activo

Lo más seguro es que pienses que es imposible añadir ejercicios a un horario ya programado; sin embargo, unos cuantos minutos de ejercicio diario o semanal pueden ser de mucha ayuda. Ten en cuenta además que la actividad física reduce el estrés de tu cuerpo.

LEE MÁS: 7 claves para hacer deporte con bajo presupuesto

  1. Personaliza tu área de trabajo

No será lo mismo trabajar en una oficina que tenga la pared blanca, que en un espacio personalizado y decorado según tus gustos. De esta forma te será más placentero trabajar.

  1. Arregla el desorden.

Reducir la cantidad de desorden en tu vida laboral te ayudará a sentirte más calmado. Por eso, trata de utilizar parte de tu tiempo de descanso para eliminar correos electrónicos, documentos y archivos antiguos de tu computadora.