Inicio Gestión y Liderazgo Sepa cómo gestionar con éxito su emprendimiento familiar.

Sepa cómo gestionar con éxito su emprendimiento familiar.

Te brindamos los siguientes consejos para que gestiones tu emprendimiento familiar con éxito.

Compartir

El peruano es emprendedor por naturaleza, por ello, la mayoría de ellos impulsan negocios de manera individual. Pero, ¿qué sucede cuando la familia está involucrada en un negocio y se emprende de manera colectiva?

La gestión de un emprendimiento familiar puede ser un reto muy difícil de sobrellevar. Es importante que definan los objetivos trazados, pero de forma grupal, dejando de lado los beneficios personales, asegurando así el éxito del negocio.

Los socios familiares involucrados con la organización deben poner sobre la mesa qué responsabilidad y qué cargo obtendrá cada uno, así como las políticas de la empresa y las prioridades de la misma. En el siguiente artículo te damos algunos consejos para que gestiones tu emprendimiento familiar y no mueras en el intento.

Como primer paso se debe definir un “protocolo familiar”. Esto es un documento que servirá para definir las relaciones familiares con las de la empresa. Así mismo, permitirá que cada miembro de la familia asuma ciertas responsabilidades y cargos asegurando así la continuidad de la compañía.

Es importante que tu empresa familiar transmita valores y filosofía a las generaciones venideras. Si quieres que tu empresa se mantenga a través de los años, es fundamental que se adopte un código de buen gobierno, determinando así las políticas organizacionales y además el proceso de sucesión.

No mezcles el negocio con las relaciones de familia. Un punto débil que la mayoría de familias enfrentan a la hora de hacer negocio, es la mezcla de sentimientos familiares con los objetivos que tienen como empresa. Es clave que ambos no se enrollen, pues pueden generar rivalidades produciendo así una crisis en el negocio.

Se debe mantener el trato igualitario con todos los miembros socios familiares de la empresa. Muchas veces algunos miembros de la familia sienten que hay tratos preferenciales hacia algunos de los socios. Es importante que el trato y los beneficios sean iguales para todos evitando los celos y rencillas entre los mismos.

Finalmente, la familia debe tener en cuenta algunas debilidades que este tipo de negocio tiene. Por ejemplo, estos negocios suelen ser débiles en cuanto a inversión y profesionalización de sus miembros. Si en algún momento tu empresa se expande, no tengas miedo de contratar personal especializado y capacitado. Recuerda que los intereses de la empresa deben primar por encima del familiar por más difícil que esto sea, pues hay mucha subjetividad y carga emotiva.

Recuerda que mientras más unida se encuentren los miembros de una familia, en este caso, los socios emprendedores, estará asegurado el éxitos de tu empresa.